John Brennan, exdirector de la CIA, confirmó en la Cámara Baja de EE.UU. los ‎contactos habidos entre funcionarios rusos y el equipo de campaña de Trump.‎

“Encontré y estoy enterado de la información e informes de inteligencia que revelan contactos e interacciones entre funcionarios del gobierno de Rusia y personas involucradas en la campaña de Trump”, declaró el martes en el Capitolio el exjefe de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA, por sus siglas en inglés).

Brennan fue llamado a comparecer ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos debido a las sospechas del FBI y los informes de prensa sobre que Rusia habría manipulado las elecciones de Estados Unidos a favor del actual presidente, el republicano Donald Trump, y en desmedro de su contrincante, la demócrata Hillary Clinton.

“Debe quedar claro a todo el mundo que Rusia interfirió descaradamente en el proceso electoral presidencial de 2016”, afirmó Brennan, tras explicar que sus preocupaciones sobre “el número de contactos que los rusos habían hecho con personas estadounidenses” en los meses previos a los comicios se las había transmitido el Buró Federal de Investigaciones de EE.UU (FBI, por sus siglas en inglés) y la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, en inglés).

Agregó que tuvo que dejar el puesto en enero pasado y sus dudas respecto a la supuesta colusión entre Trump y los rusos quedaron sin aclarar, aunque, insistió en que existen indicios suficientes “para seguir investigando” el caso.

“Sé lo que los rusos tratan de hacer. Ellos tratan de sobornar a los individuos y tratar de conseguir que individuos, incluyendo individuos de Estados Unidos, actúen en su nombre, involuntariamente o sin darse cuenta”, acusó el exdirector de la CIA ante los legisladores.

La Casa Blanca ha negado cualquier señalamiento respecto a las dudas sobre el triunfo de Trump, quien, a través de su cuenta personal de Twitter, se declaró víctima de una caza de brujas.

En medio de esta polémica, Trump despidió a Michael Flynn, que era jefe del Consejo Nacional de Seguridad de la Casa Blanca, por haber dado información errónea a un comité del Senado, que permitió retomar una investigación sobre Clinton, lo que, según la excandidata presidencial, benefició a su rival republicano.

La semana pasada el diario norteamericano The New York Times reveló que Trump, en una reunión que mantuvo en febrero con James Comey, entonces director del FBI, le exigió que dejara de lado la investigación a Flynn, que ya había sido despedido. Según el diario, Comey rechazó la propuesta del mandatario, y el pasado martes 9 fue cesado como director del FBI.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here