Inicio Artículos Las pervertidas maniobras de Occidente contra la paz en Siria

Las pervertidas maniobras de Occidente contra la paz en Siria

263
0
Compartir

Pedro García Hernández.— Damasco, 3 jun (PL) Tras seis años de guerra impuesta a Siria, tiene vigencia casi absoluta el criterio de que charlatanes y fundamentalistas manipulan las situaciones para obtener sus fines, en evidente desinterés por lo cierto, porque mentir también es no decir la verdad completa.

Las perseverantes negociaciones para buscar la paz en esta nación del Levante, sobre todo de Rusia e Irán, se han sucedido en reiteradas ocasiones en Ginebra, Suiza y en Astaná, la capital de Kazajstán.

Cada negociación ha resultado intensa, difícil y compleja por el constante ir y venir de posiciones de Estados Unidos y sus aliados, el papel de Turquía y la incesante divergencia presente en los grupos de la llamada oposición siria.

Las treguas decretadas, pocas veces respetadas por las organizaciones terroristas, no lograron avances ostensibles en el terreno de combate y ante cada éxito de las Fuerzas Armadas sirias, los actores mencionados buscan nuevos pretextos poco concretos o asumen exigencias en menoscabo de la sensatez.

A esto se suma que a cada intento donde prime la sensatez, los verdaderos promotores del terrorismo inventan historias como el presunto ataque químico en la provincia de Idleb, tergiversan la realidad y eluden reflejar una coherente política de Damasco, destinada a la reconciliación nacional, con éxitos actuales innegables.

A la guerra de las armas, los enemigos de Siria suman un nunca antes visto barraje mediático desde más de 120 canales satelitales de cadenas regionales como la qatarí Al Jazeera.

Los pretextos ‘ideológicos’ fueron en un principio las pugnas de base confesional o la necesidad de ‘democratizar’ Siria, y ahora cambian ligeramente y ponen el énfasis en satanizar al gobierno de Damasco, con una retórica sensacionalista.

El último y discreto avance negociador, acordado en Astaná, de crear cuatro zonas de distensión en territorio sirio, es saboteado en la práctica y carece de un sustancial apoyo de Occidente para definirlas y colaborar a su efectiva realización.

Para Estados Unidos y sus aliados no es objeto de análisis la presencia de tropas de ese país, Turquía e incluso Jordania, en el norte y sur de Siria o la ahora ‘novedosa’ entrega de equipamiento militar a grupos kurdos en el norte del país.

No puede crearse un camino para la pacificación cuando la Unión Europea, con la creciente presión de Francia y las colaterales de Washington y Londres, persisten en el bloqueo económico y comercial contra Siria y prolongan sus sanciones por lo menos hasta el año 2018.

Las Fuerzas Armadas sirias, junto a milicias aliadas como el movimiento de resistencia libanés Hezbolá, mantienen ocho frentes de combate en el norte, centro, sur y este, cerca de la frontera con Irak, pero sus avances ostensibles tienen la oposición estadounidense, cuyas tropas colaboran con las jordanas en la frontera sur, al este de la provincia de Sweida.

A pesar de una devastadora guerra impuesta que ha costado más de medio millón de muertos, heridos y mutilados, y pérdidas económicas superiores a los 200 mil millones de dólares, Siria defiende la soberanía nacional, lucha por la independencia económica y trata de evitar el desmembramiento de la nación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here