Compartir

Ernesto J. Gómez Figueredo
internet@granma.cu

En todo el mundo alrededor de 168 000 000 de niños y niñas son víctimas del trabajo infantil. En el 2002, la Organización Internacional del Trabajo (oit) declaró el 12 de junio como el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, con la finalidad de concentrar la atención en este problema mundial y su forma de erradicarlo.

Durante esta fecha la comunidad internacional centra sus esfuerzos en fomentar y coordinar las iniciativas de los gobiernos, las patronales, sindicatos, la sociedad civil, los medios de comunicación y muchos otros actores locales, como escuelas y ayuntamientos, en la lucha contra el trabajo infantil.

En el mundo, más de 1 500 000 000 de personas viven en países afectados por conflictos, la violencia o la inestabilidad. Además, cada año, alrededor de 200 000 000 de personas son víctimas de catástrofes naturales, un tercio de las cuales tienen menos de 16 años.

Una proporción importante de los infantes víctimas del trabajo infantil viven en esas zonas. Por ese motivo, este año las actividades lideradas por la oit se centraron en abordar el efecto de los conflictos y los desastres naturales en el trabajo infantil.

«Es necesario adoptar medidas urgentes para combatir el trabajo infantil en las zonas afectadas por los conflictos y los desastres. De hecho, la Meta 7 del Objetivo de Desarrollo Sostenible No. 8 tiene por objeto asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, a más tardar en el 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas», rezó el comunicado oficial de la oit para este año relacionado con la fecha.

«Juntos debemos intensificar y acelerar los esfuerzos para erradicar esta práctica, incluso en las zonas afectadas por los conflictos y los desastres», concluyó el comunicado de la OIT.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here