En su discurso ante el Consejo de Seguridad de la ONU el diplomático nororeano destacó que “desde el (expresidente de EEUU, Harry) Truman hasta (el actual mandatario de EEUU, Donald) Trump, la administración estadounidense no cambia su curso hacia un ataque nuclear preventivo contra Corea del Norte”.

“Pasando por duras pruebas, el pueblo coreano llegó a la conclusión de que la única vía para defender sus derechos vitales y su soberanía consistía en reaccionar a las armas nucleares de igual manera”, subrayó el embajador adjunto.

El representante de Pyonyang destacó que ningún tipo de sanciones, presión o ataque militar obligará a Corea del Norte a renunciar al desarrollo de las fuerzas nucleares “que defenderán la soberanía del país y el derecho de la nación a su existencia”.

Las recientes propuestas de Washington de negociar provocaron una crítica severa del diplomático, quien aseguró que “no tiene sentido hablar de diálogo con condiciones previas injustas y aplicando la máxima presión”.

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este mes una nueva batería de sanciones después de que Corea del Norte realizara otro ensayo balístico el pasado 9 de junio.

A pesar de las prohibiciones, ya son nueve las pruebas de misiles balísticos que Pyongyang llevó a cabo en lo que va del año.

Las negociaciones sobre la desnuclearización de la península que las dos Coreas, China, Japón, Estados Unidos y Rusia desarrollaron de 2003 a 2007 siguen paralizadas desde 2009 cuando Pyongyang, molesto por el recrudecimiento de las sanciones internacionales en respuesta a sus pruebas nucleares y de misiles, se negó a continuar el diálogo.

El Gobierno ruso propuso otorgar garantías de seguridad a Corea del Norte para que ese país abandone sus planes nucleares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.