La parcialmente destruida Gran Escalera de Mitridat, en Crimea, será restaurada ya en 2018, informó el jefe de la república rusa, Serguéi Aksiónov. Inicialmente, se suponía que el proyecto iba a finalizar en 2019, sin embargo, el presidente del país, Vladímir Putin, durante su visita al campamento infantil internacional Artek —que se celebra en la península- pidió a las autoridades locales acelerar las tareas de restauración. Asimismo, añadió que si surgen problemas con el proyecto, Moscú va a prestar ayuda.

Una parte de la Gran Escalera de Mitridat, construida en la ciudad de Kerch entre 1833 y 1840 por el italiano Alexandr Digbi, se derrumbó en junio de 2015. En los últimos años también empezaron a deteriorarse los escalones y la barandilla.

“Crimea, a pesar de haber sido saqueada durante años por Kiev, sigue siendo una de las regiones más ricas en monumentos históricos de civilizaciones muy diferentes, de miles de años de antigüedad. Cuando la península era parte de Ucrania, en el mejor de los casos, se trataba de mantener lo que se tenía. Pero en los últimos tres años, ya dentro de Rusia, la situación ha cambiado drásticamente. Ahora no sobrevivimos, nos estamos desarrollando”, dijo a la agencia Riafan el politólogo crimeo Vladímir Zharalá.

Además de la Gran Escalera de Mitridat, que se ubica en la parte oriental de la península, se han activado trabajos de reconstrucción en Eupatoria, en el oeste, en la mezquita Shukurulo Efendi, del siglo XVII, y en los alrededores de una khanqá —lugar de reunión de los creyentes sufíes, una rama mística del islam-que datan de los siglos XIII y XIV.

En marzo, comenzaron también los trabajos de restauración en las villas de Xenia y Mechta, de estilo árabe, en Simeiz, en la costa sur de Crimea. Ambas datan de principios del siglo XX y desde hace más de 20 años estaban en ruinas.

Del 24 de mayo al 9 de junio también tuvo que cerrarse debido al mal estado en el que se encontraba el palacio más emblemático de la república rusa: el Nido de golondrina. Unas grietas en la roca que sostiene el castillo amenazaban con enviar al fondo del mar la obra maestra del ingeniero y escultor Leonid Shervud.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here