«En cuanto los terroristas terminen la construcción de un dique improvisado, la ciudad corre riesgo de afrontar una catástrofe humanitaria a plena escala, la gente se quedará sin agua», advirtió.

La fuente añadió que la ONU y las agencias humanitarias deben prestar atención a los acontecimientos en torno a Deir Ezzor.

«Por desgracia, por ahora no vemos una reacción debida por la comunidad internacional y, en particular, los participantes de los grupos especiales sobre el acceso humanitario en Siria; es necesario unirse no solo para condenar las acciones barbáricas de Daesh, sino para encontrar una solución al problema humanitario», dijo la fuente.

El Ejército sirio continúa combates para expulsar a Daesh de Deir Ezzor, asediada desde 2014.

Siria vive desde marzo de 2011 un conflicto armado en el que las tropas gubernamentales se enfrentan a grupos armados de la oposición y a organizaciones terroristas.

Según datos de altos cargos de la ONU, entre 300.000 y 400.000 personas perdieron la vida en el conflicto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.