En un vídeo publicado el martes aparecen cuatro menores de entre 10 a 12 años de edad reclutados por Daesh que, primero, leen una declaración en la que culpan a cuatro personas de ser “espías” y, luego, las decapitan.

En la grabación, la banda takfirí vuelve a amenazar a varios países y prometer llevar a cabo ataques terroristas en todo el mundo.

Daesh, que busca garantizar su existencia sometiendo a niños a un lavado de cerebro con su ideología extremista, ha abierto varias oficinas en Irak y Siria para captar menores de edad tras ver fracasados sus esfuerzos por atraer a sus filas nuevos voluntarios.

El grupo cuenta con centros militares especiales en la ciudad iraquí de Mosul —cuya liberación está cerca—, en los que entrena a niños para cometer atentados suicidas o realizar ejecuciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.