Inicio Mundo Estados Unidos ¿Por qué Trump mantiene los ‘mitos históricos polacos’?

¿Por qué Trump mantiene los ‘mitos históricos polacos’?

Polonia es un país europeo que habla el idioma de la 'soberanía nacional', lo que beneficia a Donald Trump, según declaró a Sputnik Gevorg Mirzayán, profesor asociado del Departamento de Ciencias Políticas de la Universidad de Finanzas de Rusia.

221
0
Compartir

De acuerdo con el experto ruso, el mandatario estadounidense visitó Varsovia antes de participar en la Cumbre del G20, debido a que Polonia le puede ayudar a contrarrestar el globalismo de Bruselas, así como a los gobiernos actuales de Alemania y Francia.

Sin embargo, todavía tiene un largo camino por recorrer para obtener las simpatías de la población polaca. Así, según una encuesta realizada por la organización Pew Research Center, el nivel de aprobación de la política exterior de Trump en Polonia solo es del 23%, en comparación con el 58% para la Administración Obama.

Esto explica el hecho de que al llegar a Varsovia, el presidente estadounidense haya tenido que hacer un gran esfuerzo para ganarse la confianza de los polacos. Por ejemplo, elogió los logros históricos del país; sin embargo, para esto tuvo que distorsionar los hechos para conseguir más respeto.

Así, declaró que en 1920, los polacos contuvieron al Ejército bolchevique que tenía como objetivo “conquistar a Europa”, a pesar de que eran los polacos quienes buscaban hacerse con algunos territorios ucranianos y bielorrusos. Además de esto, indicó que en 1939 “fueron atacados otra vez, por la Alemania nazi, desde el oeste, y por la URSS, desde el este”, pese a que, anteriormente, fue la propia Polonia la que dividió el territorio de Checoslovaquia junto con la Alemania nazi.

“No excluyo la posibilidad de que el discurso de Trump fuese escrito por un polaco de su Administración, ya que me parece poco común un conocimiento tan bueno de los ‘puntos de presión’ históricos polacos”, declaró a Sputnik Dmitri Ofitserov-Belski, de la Escuela Superior de Economía.

Por ejemplo, el mandatario estadounidense mencionó la “versión alternativa polaca” del Alzamiento de Varsovia, ocurrido en 1944.

“Los Ejércitos nazi y soviético se estaban preparando para una batalla aquí, en Varsovia. Más de 150.000 polacos fallecieron en esta lucha desesperada contra el invasor. Las fuerzas de la URSS se mantuvieron inactivos, esperando y observando cómo los nazis destruían la ciudad y asesinaban a los hombres, las mujeres y niños”, expresó Trump.

A pesar de que los Ejércitos de la URSS y la Alemania nazi sí se preparaban en Varsovia para una batalla, la mentira suele ser una media verdad, de acuerdo con Mirzayán. En realidad, los ciudadanos de Varsovia se levantaron contra el Gobierno de Polonia en el exilio, que discutía en Londres el futuro de Polonia. Las autoridades polacas, junto con el Gobierno del Reino Unido, planeaban liberar a Varsovia para posteriormente prevenir la transferencia del poder a un Gobierno formado por los partidarios de la URSS.

“En cierto sentido, esto era una reacción a la creación en Moscú el 21 de julio de 1944 del Comité Polaco de Liberación Nacional, que se convertiría el 31 de diciembre en el Gobierno temporal de Polonia”, explicó Ofitserov-Belski. Según subrayó el experto, el levantamiento tuvo que ocurrir en el periodo entre la salida de los nazis y la entrada de las tropas soviéticas; no obstante, Berlín se negó a abandonar la ciudad e incluso reforzó sus posiciones en Varsovia.

En cuanto a la actitud de la URSS, en aquella situación no tuvo más opción que “esperar y observar”. Aprovechando la experiencia adquirida en las operaciones Kontsert y Bagration, Moscú tenía que preparar una operación militar más amplia y eficaz, algo que hizo en enero de 1945. La Ofensiva del Vístula-Óder se convirtió en una de las más exitosas ofensivas soviéticas contra la Wehrmacht —Fuerzas Armadas nazi— en el frente Oriental. Sin embargo, en 1944, el objetivo principal de la URSS era evitar el contrataque por parte de la Wehrmacht y pérdidas humanas.

Al mismo tiempo, los documentos publicados en 2014 por la Agencia Federal de Archivos rusa, demuestran que la URSS apoyó a los insurgentes polacos con ayuda humanitaria y con ataques sobre las posiciones de los nazis.

“Desde el 24 de septiembre de 1944, los pilotos soviéticos realizaron 4.821 vuelos a Varsovia. De ellos, 925 tuvieron como objetivo cubrir las zonas ocupadas por los insurgentes, así como realizar operaciones de inteligencia en su favor”, informó el historiador Alexandr Diukov, director de la fundación ‘Memoria Histórica’. Además de esto, más de 3.000 soldados del Primer Ejército Polaco, formado en la URSS en 1944, fallecieron durante la ofensiva del Vístula-Óder en un intento de salvar las vidas de los ciudadanos de Varsovia.

Sin embargo, lo que necesita ahora Donald Trump es una buena impresión y no la verdad histórica. Y logró lo que quería.

“Polonia está muy emocionada, y el discurso de Trump ya fue comparado con el del papa Juan Pablo II, pronunciado durante su primera visita oficial a Polonia”, indicó Ofitserov-Belski. Así que, a través de mentiras, el mandatario estadounidense logró ganar popularidad en este país.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here