En un mensaje de felicitación, el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, calificó el lanzamiento del misil balístico intercontinental Hwasong-14 (ICBM, por sus siglas en inglés) como “un hito histórico que ha cambiado radicalmente la posición estratégica de la República Popular Democrática de Corea (RPDC) y el orden político mundial”.

“Él (Kim) expresó su convicción de que los científicos, técnicos, trabajadores y funcionarios, asociados con la industria defensiva, lograrán más éxitos en esta lucha sagrada para aumentar el poder militar bajo el lema ‘¡Seguir avanzando en la batalla de evolucionar o morir por el país y el pueblo!’”, ha informado este jueves la Agencia Telegráfica Central de Corea (KCNA, por sus siglas en inglés).

Particularmente, las personas que habían hecho las aportaciones más valiosas en el desarrollo del nuevo misil fueron condecoradas con los títulos de Héroe de la RPDC y Héroe del Trabajo con la Medalla de Oro “El Martillo y la Hoz”, las órdenes de Kim Il-sung y Kim Jong-il, relojes conmemorativos que llevan inscritos los nombres de estos dirigentes históricos —abuelo y padre de Kim Jong-un— y las recopilaciones de las citas más célebres del actual dirigente.

El 4 de julio, Pyongyang anunció haber realizado con éxito una prueba del Hwasong-14, misil balístico capaz de alcanzar “cualquier parte del mundo”, según la televisión estatal norcoreana. El ensayo provocó la ira de países de la región, en particular Corea del Sur y Japón, y de otras zonas, sobre todo de EE.UU.

El anuncio del test norcoreano fue confirmado por el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, quien describió la prueba como “una nueva escalada de las amenazas contra EE.UU., nuestros aliados en la región y el mundo”.

Según los analistas, la prueba evidencia que Pyongyang se encuentra cada vez más cerca de su objetivo principal, es decir, hacer frente a todas las amenazas de Washington. De alcanzar su propósito, cambiarían radicalmente las dinámicas diplomáticas y aumentaría la posibilidad de una respuesta contundente de la Administración estadounidense a las pruebas nucleares norcoreanas.

Las autoridades norcoreanas han destacado en reiteradas ocasiones que el país se encuentra bajo presiones diplomática, económica y militar de EE.UU. y sus aliados. En este contexto, citan a decenas de miles de tropas estadounidenses desplegadas a lo largo de la parte sureña de la zona fronteriza desmilitarizada, la línea que divide a ambas Coreas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.