Inicio Artículos Un gobierno de nuevo tipo

Un gobierno de nuevo tipo

195
0
Compartir

Por Martha Eugenia López Villeda *

Un gobierno de nuevo tipo se constituye en el Continente Latinoamericano, en el año 1959, en un país subdesarrollado: Cuba, y solamente a 90 millas de los Estados Unidos de Norteamérica.

Fidel sabía que para lograr un verdadero cambio en el país en beneficio del pueblo, no era suficiente derrotar a la tiranía, algo que ya había logrado, sino que era necesario establecer un gobierno de nuevo tipo, que ahora se llevaría a cabo.

“El imperialismo tenía que vérselas ahora con una nación latinoamericana sin ejército represivo y con un pueblo armado… Cuba era al fin dueña absoluta de su destino…” (1)

Las fuerzas revolucionarias lograron frustrar el primero de enero de 1959 el golpe de Estado promovido por el gobierno norteamericano, y toman el poder. El gobierno de EE.UU por primera vez no podía intervenir y manipular a sus intereses el nuevo gobierno.

Fidel, al arribar el 8 de enero de 1959 a La Habana expresa: “Estamos en un momento decisivo de nuestra historia. La tiranía ha sido derrotada. La alegría es inmensa. Y sin embargo, queda mucho por hacer todavía. No nos engañemos creyendo que en lo adelante todo será más fácil. Quizás en lo adelante todo será más difícil”. (2)

De inmediato el gobierno es formado con miembros del Ejército Rebelde y de otras fuerzas revolucionarias. Las primeras medidas tomadas Fidel las menciona en su informe al Primer Congreso del Partido, algunas de estas: Castigo a principales responsables de los crímenes cometidos; confiscación de los bienes malversados por los funcionarios del sangriento régimen; disolución del ejército de la tiranía, asumiendo las funciones el Ejército Rebelde; administración pública saneada; disueltos partidos políticos que habían servido a la opresión; barrida la dirección corrompida de los sindicatos; intervención de la Compañía Cubana de Teléfonos; rebaja el 50 % de los alquileres; se declaran de uso público todas las playas; se dicta la primera Ley de Reforma Agraria; rebajan las tarifas eléctricas; suprimidos el juego y tráfico de drogas; se comienza a trabajar en la erradicación de barrios insalubres, y otras medidas más. Todos los servicios de salud y educación pasaron a ser responsabilidad del Estado, no tenían que ser pagados por el pueblo.

Las medidas tomadas por el nuevo Gobierno fueron respaldadas por leyes, normas jurídicas, siguiendo la tradición de las guerras revolucionarias. La organización de la economía del país también fue normada.

Tiene como programa instituir una Revolución Democrática Popular, pero las agresiones del imperialismo llevaron a acelerar la radicalización del proceso y se proclamó una Revolución Socialista el 16 de abril de 1961.

Toda la actividad del nuevo gobierno Fidel la va informando al pueblo, lo toma en cuenta y va haciéndolo participe del proceso, crea estructuras para su intervención en todos los ámbitos, incluyendo la defensa de la Revolución. La respuesta del pueblo es avasalladora, va haciendo suyo el proceso con entusiasmo, esfuerzo y heroicidades.

La reacción del gobierno norteamericano para derrocar la Revolución se hizo sentir de inmediato, no podía admitir que se saliera de su control el gobierno de un país de la región, sería ejemplo para otros pueblos. Además, ya tenía destinada a Cuba para el desarrollo de la mafia norteamericana.

De inmediato las acciones políticas, económicas, terroristas las empezó a aplicar para derrotar la Revolución, el inhumano bloqueo económico ha costado millones de dólares al gobierno de Cuba y grandes limitaciones y sufrimientos a la población. Las acciones terroristas desde organización de bandas criminales, sabotajes, agresiones a barcos, a las costas, bombardeos, invasión militar, derrumbe de una nave y otros han dejado cientos de muertos y miles de afectados. El ataque difamatorio contra la Revolución ha sido sistemático.

El gobierno de los EE.UU. muchas veces ha pensado que el gobierno revolucionario no podría continuar, como cuando el derrumbe del socialismo en Europa del Este, después pensó que ante la enfermedad de Fidel, en el año 2006 el Gobierno no continuaría, se equivocó. Ahora ante la desaparición física de Fidel, el Gobierno Revolucionario sigue avanzando. Han transcurrido 58 años esforzados, exitosos, heroicos, peligrosos, traumáticos, con un pueblo en pie.

*MSc. Martha Eugenia López Villeda, mexicana, incorporada al proceso revolucionario cubano desde 1955, ha escrito varios libros.

(1)Informe central al Primer Congreso del Partido por Fidel. pag 29

(2) ídem, pag. 30.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here