El vicepresidente de Irak, Nuri al Maliki, señaló que esta región estaría destruida de no ser por la intervención de Moscú. También recalcó que la victoria sobre el autoproclamado Estado Islámico en Mosul no es un logro de EE.UU., sino del Ejército del país árabe y de la milicia popular

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.