Diez de los niños fueron asesinados con munición real y muchos sufrieron heridas de bala en la cabeza o en el pecho. La última de las víctimas fue Muhammad Laafi, de 17 años, quien murió durante las manifestaciones durante el “Día de la furia” del viernes pasado cuando las fuerzas de ocupación israelíes dispararon contra manifestantes que exigían el acceso gratuito a la Mezquita de Al-Aqsa.

En un comunicado, el DCIP solicitó al ejército israelí que se atenga al derecho internacional y demuestre moderación: “El artículo 3° del Código de Conducta de la ONU añade que se deben hacer todos los esfuerzos posibles para evitar el uso de armas de fuego, especialmente contra los niños”.

La ONG instalada en Ramallah también abogó para que se abran las investigaciones correspondientes a todas las denuncias de crímenes cometidos contra niños, especialmente aquellos en los que se ha asesinado a menores.

DCIP estima que 35 niños palestinos fueron asesinados por soldados israelíes en Jerusalén ocupada y Cisjordania en 2016.

How many #Palestinian children have been attacked by #Israeli forces?READ MORE: ow.ly/sNvN30cq3E0MEMO infographic by The White Canvas

Gepostet von Middle East Monitor am Donnerstag, 8. Juni 2017

 

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.