Compartir

Nueva York.- Diplomáticos y activistas de la solidaridad con Cuba realizaron aquí una velada para recordar al líder revolucionario Fidel Castro en el 91 aniversario de su natalicio, evento en el que calificaron de inmortal su legado.

Más de un centenar de personas, entre ellas embajadores y funcionarios de América Latina, el Caribe, Asia, África y Europa acreditados en la ONU, acudieron al Downtown Community Television Center (DCTC), en Manhattan, para honrar al comandante en jefe, quien nació el 13 de agosto de 1926 y murió el pasado 25 de noviembre.

«Celebramos la vida de un hombre que entregó la suya a la causa del bien común, a la causa de los más desposeídos de la Tierra; que nos enseñó que los principios no se negocian y que debemos defenderlos al precio de cualquier sacrificio (…)», señaló la embajadora cubana ante Naciones Unidas, Anayansi Rodríguez, en el acto que concluyó entrada la noche del lunes.

La diplomática precisó que en el primer cumpleaños de Fidel sin su presencia física, a los sentimientos de dolor y tristeza, debe imponerse el orgullo de coincidir en el tiempo con un ser humano que invita con su vida y obra a levantar la voz contra la injusticia y la discriminación, a no rendirse y a luchar por la unidad.

«Estamos aquí para celebrar su vida porque Fidel no ha muerto, Fidel se ha multiplicado en nosotros y cada uno de nosotros es Fidel», subrayó.

En la velada, el fundador del DCTC, el periodista y documentalista estadounidense Jon Alpert, presentó un material fílmico sobre el líder histórico de la Revolución Cubana, en particular acerca de su contacto con el pueblo de la isla.

Veremos a un hombre que ha inspirado a muchas personas en el mundo, dijo el laureado reportero, quien en 1979 acompañó a Fidel Castro en su viaje a la ONU, experiencia inmortalizada en un documental.

Para el representante del movimiento de solidaridad con la mayor de las Antillas Frank Vergara, el líder revolucionario constituye una inspiración y un símbolo de lucha.

‘Quienes seguimos por el camino de tratar de organizar a nuestros países y comunidades para conquistar la justicia social, consideramos a Fidel un ejemplo y un guía’, declaró a Prensa Latina durante el homenaje.

Por su parte, el activista Julio Pabón destacó el legado del comandante en jefe de que nada es imposible cuando se defienden causas justas.

El nos enseñó que podemos tener éxito si nos mantenemos fieles a los ideales y los principios, advirtió el autor de Knockout, un libro que ofrece detalles de la visita de Fidel Castro al Sur del Bronx en 1995.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here