Compartir

correovermello-noticias
Lima, 17.08.17

Luego de la brutal represión de una marcha de miles de docentes por la Avenida Abancay en dirección al Congreso, en donde efectivos represivos atacaron, humillaron e hirieron a decenas de maestros, incluso con cargas de policía a caballo y uso de gases lacrimogenos y de pimienta, se produjo una vergonzosa alocución del presidente del viejo estado llamando a los maestros y maestras en paro a poner fin a la huelga y acusando a su dirigencia de seguir a grupos violentistas.

“Esta es la manera cómo la policía ataca a los maestros, que solo pedimos salarios dignos y que se garantice una educación gratuita y de calidad para los niños”, refirió un docente.
“En la campaña el presidente PPK vino a conversar con los maestros pidiendo apoyo, le dimos nuestro voto, y ahora nos llaman terroristas. Es una injusticia. ¡Queremos que cumpla su promesa!”, dijo otro maestro en huelga.

El presidente Pedro Pablo Kuczynski no asistió ayer a los festejos por el 478 aniversario de la ciudad de Huánuco, como lo hizo el lunes a Arequipa. Hizo bien porque miles de profesores y trabajadores de otros sectores impidieron que se cumpla la programación. No hubo desfile, no hubo fiesta. Hubo protesta del mismo modo como ocurrió en el sur. Miles de profesores pedían diálogo.

En Huánuco como en otras regiones no protestan solo los maestros. Para mañana, por ejemplo, el Frente de Defensa de esta región, ha convocado un paro regional. Todo indica que la protesta será contundente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here