BOGOTÁ (Sputnik) — Alrededor de ocho mil cultivadores de arroz iniciaron un paro indefinido de actividades en Colombia para protestar contra la masiva importación de ese producto desde EEUU y la excesiva oferta en el mercado local.

Tomamos esta determinación “porque el ministro (de Agricultura, Aurelio Iragorri) nos ha incumplido y el Gobierno nos tiene descuidados”, dijo Martín Vargas, uno de los impulsores del paro, en un video difundido a través de la red social Twitter por Dignidad Agropecuaria, movimiento que agrupa a las diferentes dignidades agrarias del país.

De acuerdo con los cultivadores, la importación del cereal por cuenta del Tratado de Libre Comercio (TLC) con EEUU les lleva a perder más de 350 dólares por hectárea sembrada y los subsidios del Gobierno no son suficientes.

El paro afecta ya las vías de Huila (oeste), Tolima (oeste), Cundinamarca (centro), Casanare (centro) y Arauca (nordeste), entre otros que conectan con la capital de Colombia, Bogotá.

Según Iragorri, durante meses se intentó llegar a un acuerdo con los arroceros para fortalecer el sector y evitar el paro, pero en último momento hicieron una serie de demandas que echaron abajo la negociación.

“Se destinaron recursos económicos pero el acuerdo se reventó; los arroceros saben que hicimos todo lo necesario para llegar a un acuerdo entre los productores y los molinos, pero no fue posible”, precisó el ministro.

Otras de las razones por las que los agricultores decidieron mantener el paro son: el desequilibrio entre los costos de producción y la venta, los costos de los insumos, la falta de garantías por parte del Gobierno y el incumplimiento con compromisos adquiridos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.