Compartir

Los mercenarios que entrenan en la base estadounidense de la ciudad de Al-Tanf (Siria) bajo la supervisión de instructores del Pentágono venden armas estadounidenses al Califato Islámico, confesó el antiguo jefe del servicio de seguridad del sector sirio de la base de Estados Unidos, Mohamed Asalam.

La base de Al-Tanf, que se ubica en la zona fronteriza con Irak, sirve de terreno para entrenar a los mercenarios del denominado “ejército libre  de Siria”, según Estados Unidos.

“El apoyo clandestino se realizaba a través de la venta de armas al Califato Islámico. Cuando lo sacamos a la luz, en seguida lo pusimos en conocimiento de las autoridades estadounidenses. Sin embargo, lo que ellos hicieron fue apoyar aún más a nuestro jefe [el cabecilla del grupo Maghawir Al-Thawra, Muhammad Talla]. Vendieron armas fabricadas en Estados Unidos, gas natural licuado (GNL), automóviles, un gran número de rifles M-16; después de la última revisión de los estadounidenses, faltaban 4.700 rifles”, explicó Asalam.

El grupo Maghawir Al-Thawra forma parte del denominado “ejército libre  de Siria”, un conglomerado de grupos terroristas agrupado por el Pentágono para combatir al gobierno de Bashar Al-Assad. El jefe inmediato de Asalam era Muhammad Al-Talla, dirigente del grupo Maghawir Al-Thawra.

El interlocutor de la agencia indicó que en la base estadounidense hay sirios cuya principal misión es combatir al Califato Islámico, pero hay otros dispuestos a luchar contra el ejército sirio de Bashar Asad, entre los cuales está el grupo de Al-Talla.

En lo que concierne a la población civil, los estadounidenses no prestaban mucha atención a los ciudadanos de a pie, a pesar de que los campos de refugiados están ubicados a 20 kilómetros de la base militar de Al Tanaf.

“La gente carece de ayuda humanitaria o médica. Además, [los estadounidenses] simplemente no protegen a los civiles”, resumió Mohamed Asalam.

Un grupo de 101 personas, integrado por 41 combatientes, 19 mujeres y 41 menores, abandonó voluntariamente la base militar y pasó a territorio controlado por las fuerzas gubernamentales, radicado actualmente en un campo de refugiados en las inmediaciones de Damasco.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here