Inicio Oriente medio El Líbano Sayyed Nasralá: El proyecto norteamericano-israelí para la región ha fracasado

Sayyed Nasralá: El proyecto norteamericano-israelí para la región ha fracasado

123
0
Compartir

El secretario general de Hezbolá: Sayyed Hassan Nasralá, ha anunciado que el Líbano está ahora bajo una alta protección y que cualquiera que piense en agredir al país debe saber que su mano será cortada.

Estas declaraciones se produjeron en un discurso difundido a través de una pantalla gigante durante una gran ceremonia organizada en la ciudad de Baalbek para festejar lo que el líder de Hezbolá calificó de “Segunda Liberación”.

He aquí los principales puntos de su discurso:

Os felicito por esta victoria que pertenece al Ejército, al Pueblo y a la Resistencia contra todos los terroristas y declaro como Segunda Liberación este día del 31 de agosto de 2017.

Habéis sido siempre la gente de la fidelidad, de la lealtad, del coraje.

Pidamos a Dios que la nación salga de las divisiones

En primer lugar, quiero comenzar mi discurso con el tema de la religión.

Hoy en día, estamos en el 9 de Dhu´l Hiyya y en este día más de dos millones de fieles se encuentran en el Monte Arafat vestidos del mismo modo e invocando a Dios y rezándole, en una escena que recuerda a la del Día del Juicio.

Esta escena en el Monte Arafat es la ilustración de esta nación, que no conoce sus capacidades y no ha podido emplearlas para conseguir sus intereses y su gloria.

Imploramos a Dios Todopoderoso a fin de que aclare la visión de nuestros pueblos y nuestros dirigentes e ilumine su mente a fin de salir de esta división que daña nuestra nación: la de los takfiris, las guerras civiles etc.

La batalla de la frontera: cifras y datos

Nos hemos reunido aquí para celebrar la gran fiesta nacional, una nueva liberación y una gran victoria.

Pongámonos de acuerdo en el término “Segunda Liberación” porque las victorias son, gracias a Dios, innumerables: la primera tuvo lugar en 1983 durante la retirada israelí del Monte Líbano y otras regiones libanesas… y luego hubo otras en 1993, 1996, 2000 (fecha de la Primera Liberación del Líbano), 2006 etc.

¿Cuál es el significado de esta liberación? Queremos hablar hoy para que conste en la Historia.

Un terrorismo había conquistado nuestras frontera en el este y norte. Los grupos armados takfiris tomaron el control de los dos lados de la frontera, lo que constituía una terrible amenaza para Siria y el Líbano. Estos grupos anunciaron que querían crear un emirato desde el norte hasta el mar.

Y ellos pusieron en ejecución su terrorismo: ataques contra regiones libanesas, atentados terroristas con coches bomba y ataques suicidas.

Al principio de estos hechos, los libaneses sufrían, como siempre, graves desacuerdos.

Ellos estaban divididos en tres grupos: algunos eran neutrales, otros tuvieron un comportamiento favorable a los grupos terroristas, ofreciéndoles facilidades. En cuanto al tercer grupo, él escogió la confrontación contra estos grupos. Un gran número de libaneses optó por la confrontación.

En el lado sirio, comenzamos liberando la zona de Al Qusair. Luego, combatimos en los territorios libaneses, en la cadena montañosa oriental. Y perdimos muchos mártires hasta esta última fase de Julio-Agosto de 2017.

Durante los pasados años, el Ejército libanés llevó a cabo operaciones en el entorno de la localidad de Arsal y luego en los campos de Ras Baalbek y de la Bekaa.

Sin embargo, el Estad libanés no adoptó una postura decisiva en la frontera, sino que entró en una confrontación de seguridad contra los grupos terroristas en el interior del territorio libanés y consiguió éxitos muy importantes.

Con la llegada del verano de 2017, llegó el tiempo de una confrontación final mientras que la amenaza no cesaba de incrementarse. Los grupos terroristas planeaban nuevas acciones y el EI quería ocupar dos localidades en la Bekaa y Hermel y tomar a sus habitantes como rehenes para imponer sus condiciones.

Estaba claro que los terroristas se habían reactivado en estos campos a finales de la primavera y decidimos actuar para liberar Arsal y Flita e informamos al Estado libanés. Si el Estado quería llevar él mismo la batalla no habríamos planteado ninguna objeción y no la habríamos lanzado nosotros.

Según mis informaciones, el mando del Ejército libanés estaba dispuesto a llevar a cabo esta batalla en Arsal, pero algunos protagonistas del Estado no quisieron dar su luz verde, razón por la cual decidimos ir adelante con la operación nosotros mismos.

En unos pocos días la victoria fue lograda; tomamos el territorio que había sido ocupado por el Frente al Nusra y liberamos a los detenidos y recuperamos los restos de los mártires.

Como siempre, y en lugar de festejar esta victoria, los libaneses cayeron de nuevo en una controversia sin fin.

Más tarde, se nos dijo que esperáramos un poco porque el Estado libanés había tomado la decisión de que el Ejército continuara el trabajo (esta vez contra el EI). Estuvimos satisfechos y nos pusimos a su disposición. También dijimos que participaríamos en la ofensiva desde el lado sirio.

Todas las fronteras fueron así liberadas. El emirato del EI fue abortado en el lado libanés y en el lado sirio.

Quiero daros una cifra rápidamente: la superficie de los territorios ocupados por los terroristas a ambos lados de la frontera al inicio de la batalla era del orden de 3.684 km2, de los cuales 760 km2 correspondían a territorio montañoso en el lado libanés. Al menos 624 km2 de ese territorio fueron liberados durante la primera operación de Hezbolá y el resto posteriormente por el Ejército libanés.

Los norteamericanos se opusieron a la batalla contra los terroristas

El hecho de que el Estado libanés tomara la decisión de lanzar la batalla revela una evolución de una gran importancia a nivel de la toma de decisiones y constituyó una decisión soberanista. Digo esto sin querer hacer cumplidos a nadie. Se trató de una decisión soberanista, que inauguró la era de Su Excelencia, el presidente Michel Aoun, que es para nosotros, para Hezbolá, un dirigente valiente e independiente, que no es sumiso a ninguna embajada ni teme ninguna intimidación. Algunos deben estar avergonzados al oír esto.

Cuando la victoria se logró en los campos de Arsal (contra el Frente al Nusra, vinculado a Al Qaida), los norteamericanos enviaron a los responsables libaneses un mensaje de cólera diciéndoles que no habrían debido permitir a Hezbolá hacer lo que hizo.

Y cuando el Estado libanés decidió liberar los territorios restantes (de la presencia del EI), EEUU pidió a los responsables libaneses que no lanzaran esta operación militar y amenazaron con cortar la ayuda que suministran al Ejército libanés.

Éstos no son secretos y los libaneses tienen el derecho a conocer la verdad.

Que las gente de la Bekaa, Ras Baalbek y Qaa sepa que los norteamericanos no querían que el EI abandonara sus regiones.

Cuando los norteamericanos vieron que los libaneses estaban decididos a lanzar la operación, ellos propusieron posponerla hasta el año próximo.

Esto provocó cierta confusión entre la clase política libanesa en tanto que los norteamericanos hacían acompañar sus demandas con amenazas.

Una decisión soberanista del Estado libanés

Ésta es la ventaja de tener un presidente de la República como su Excelencia, Michel Aoun, que busca preservar el prestigio del Estado y su independencia y soberanía.

Si él hubiera desistido, no habría habido ninguna institución estatal que hubiera defendido la soberanía e independencia. El Estado libanés habría sido dilapidado.

El presidente reunió al Consejo Superior de Seguridad y a los ministros y fue tomada la decisión de lanzar la ofensiva. Incluso el primer ministro, Saad Hariri, admitió esta decisión.

Estamos ante una nueva experiencia política libanesa y esto es un inicio que augura muchos beneficios, incluyendo la restitución de la soberanía al Estado. Se trató de una decisión que es conforme al interés nacional y es también del interés de Hezbolá, que siempre ha actuado conforme a los intereses del Estado y el pueblo del Líbano.

Esto es lo que explica la cólera de los norteamericanos por el resultado de las batallas.

El presidente del Estado lo ha mencionado durante una de sus ceremonias. Esperamos otra decisión soberanista porque hay otra tierra libanesa ocupada por Israel: los Altos de Shebaa y las Colinas de Kfar Shuba.

Reclamamos un plan del Estado libanés y una decisión soberanista para liberarlos. No estoy pidiendo el desencadenamiento de una batalla, sino un plan político, cultural…

Consolidar la confianza en el Ejército

El Ejército ha efectuado un acto de una gran importancia: hacía falta restablecer la confianza política en el hecho de que el Ejército libanés es capaz de conseguir éxitos y estar a la altura de las circunstancias.

De ahí nace la necesidad de consolidar y reforzar al Ejército. Esto no debe debilitar la ecuación de oro: Ejército-Pueblo-Resistencia sino hacerla más resplandeciente.

Ciertamente, el Ejército debe ser objeto de un consenso nacional y aquellos que quieran refugiarse detrás del Ejército para atacar a la Resistencia deben saber que sus esfuerzos serán vanos.

Las razones de la visita de Sayyed Nasralá a Damasco

Para los sirios, la ofensiva en Flita o el Qalamún no era una prioridad dado que ellos llevan ahora combates en otras partes del territorio sirio. Fuimos nosotros los que les pedimos que nos ayudaran en esto y ellos aceptaron.

En relación a la evacuación de los militantes del EI y Al Nusra, a los sirios este hecho les ponía en una situación embarazosa. Nosotros propusimos esto porque queríamos conocer la suerte de los militares libaneses secuestrados por el EI.

Me reuní en persona en Damasco con el presidente sirio, Bashar al Assad. Él me dijo que esta cuestión iba a ponerle en una situación embarazosa. Él aceptó, sin embargo, una negociación por nuestra parte en el nombre del gobierno libanés.

Nosotros agradecimos a la dirección siria por medio de la persona del presidente Bashar al Assad y a todas las fuerzas del Ejército sirio por su contribución a la liberación de los territorios libaneses.

La coordinación con Siria es indispensable

En relación a la coordinación con Siria, que no cesamos de reclamar, algunos creen que queremos imponerla a los libaneses. Nadie evoca esta cuestión de forma provocativa. No queremos presionar a nadie en este tema. Es nuestro punto de vista y queremos expresarlo.

Creemos que el Líbano debería restablecer esta relación. Ya lo han hecho Francia y otros… Deberíamos restablecer nuestras relaciones para que no parezca que nosotros, los libaneses, vamos siempre a remolque y estamos sometidos a la voluntad de otros.

Debemos también dirigir nuestro gran agradecimiento a la República Islámica de Irán por su apoyo a la Resistencia, al Líbano, a Siria y a Iraq. A este último país queremos felicitarle por la liberación de la ciudad de Tal Afar y de la provincia de Níniveh, que fue escenario de las peores masacres y horrores cometidos por el EI.

Israel de luto por la derrota de los terroristas

Israel parece haber sido especialmente dañado por la Segunda Liberación. Le preocupa esta complementariedad entre el Ejército libanés y la Resistencia. Israel está de luto por la pérdida de sus activos e instrumentos en Siria.

Israel se refugia en la administración norteamericana para ejercer más presión y ha acudido a Rusia para transmitirle sus condiciones y amenazar con la guerra.

La prioridad de Israel es usar a otros para lograr sus intereses: presionar a los rusos y los estadounidenses, sabiendo que la representante de EEUU en la ONU es más fiel a Israel que a EEUU.

El último de sus intentos fue enmendar la resolución 1701 y la misión de la FPNUL para que ésta se pusiera al servicio de Israel.

Sí, hoy nos enfrentamos a una nueva experiencia política exitosa realizada por el gobierno libanés, que ha hecho los contactos necesarios para evitar tal cambio y los intentos de EEUU, Gran Bretaña e Israel en el Consejo de Seguridad.

En el Consejo de Seguridad, nadie ha hablado de las continuadas violaciones israelíes contra el Líbano, pero si algo le sucede a una vaca israelí se arma un escándalo internacional.

Las victorias de los últimos meses se fundamentan en la victoria de 2006, en la que logramos una acumulación de experiencia y fortaleza para contrarrestar los ulteriores intentos ofensivos israelíes contra el Líbano …

Con respecto a la Bekaa

Con respecto a la Bekaa, quiero decir que debemos terminar con la segregación que sufren regiones enteras, que están totalmente abandonadas por el Estado. Todo trozo de nuestra patria debe tener el mismo valor y recibir la misma atención del Estado.

Pedimos al Estado libanés que aplique las cláusulas que estipulan que todos los libaneses son iguales en deberes y en derechos y que promueven un desarrollo equilibrado. La Bekaa necesita de la justicia del Estado y que ella sea vista como el corazón del Líbano y esto también vale para el norte libanés y de la provincia de Akkar.

La presencia militar debe continuar en la Bekaa, incluso si ella es reducida. La seguridad incumbe al Estado libanés. Esta región no debe ser abandonada en manos de traficantes de drogas y bandas criminales.

Los esfuerzos desplegados por las fuerzas de seguridad deben continuar y los habitantes de la Bekaa deben reaccionar a ellos de una forma positiva.

EEUU e Israel quieren crear un nuevo especimen como el EI y compañía

Debemos saber que el proyecto de los norteamericanos y los israelíes, a través del EI y sus hermanos, está a punto de fracasar.

Es el eje de la Resistencia, con la ayuda de Rusia, el que abortó este proyecto.

El Líbano victorioso tendrá que hacer frente, sin embargo, a presiones inmensas. Una máquina enorme se ha puesto en funcionamiento para decir que Hezbolá constituye un gran peligro para todos los libaneses. Ellos van a inventar nuevos problemas y pretextos con el fin de servir a los intereses de Israel. Y ello porque Hezbolá es un peligro sólo para Israel.

Es EEUU el que es el peligro. La Administración Trump es un peligro para el mundo entero.

Esta administración lleva a cabo una política “al borde del precipicio” en el mundo entero: China, Corea del Norte, Venezuela etc. Ella fomenta las diferencias entre los países del Golfo Pérsico y crea conflictos a fin de restaurar su hegemonía y proteger a Israel. Incluso Pakistán ha sido objeto de insultos estadounidenses.

Nos enfrentaremos también a la producción de un nuevo espécimen de terrorismo con una nueva apariencia y nuevos eslóganes y debemos hacerle frente a través de nuestra unidad y solidaridad e impedir todo enfrentamiento interno.

Debemos saber también que las sanciones que se dirigirán contra algunos de los libaneses afectarán eventualmente a todos los libaneses.

Por último, a nuestra gente en la Bekaa les digo que esta Segunda Liberación es el fruto de vuestra fe, paciencia y persistencia. Es el fruto de vuestros mártires, de la sangre de vuestros hijos y de vuestra propia elección, lucidez y sabiduría.

No olvidaremos nunca los años en los cuales vuestros hijos pasaron los inviernos nevados en las cumbres de las montañas para defender el país. No olvidaremos los convoyes de los mártires que pertenecen a vuestras localidades y las reacciones honorables de sus familias.

La fiesta de la liberación prueba que el coste de la resistencia es ciertamente menos oneroso que el de la capitulación.

¡Oh gente de la Bekaa! Esta fiesta es la del Líbano, pero es, sobre todo, la vuestra. Saboreadla.

Todos nuestros agradecimientos también a nuestros líderes resistentes y a nuestra Resistencia, a los comandantes y los cuadros, a los mártires y a sus familias y a su base popular.

Esta liberación conlleva un mensaje: el Líbano está a partir de ahora protegido por todas partes. Aquel que piense en agredir al Líbano debe saber que su mano será cortada. La era en que nuestro país era objeto de agresiones se ha terminado. La era de las derrotas se ha acabado y vivimos ahora en la era de las victorias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here