Compartir

El 12 de octubre un asteroide de treinta metros de ancho se acercó a la Tierra a una distancia de unos 43.500 kilómetros, lo que algunos científicos consideran como “terriblemente cerca”.

La roca espacial del tamaño de una casa llamada asteroide 2012 TC4, que tiene entre 10 y 30 metros de diámetro, pasó cerca de la tierra a una distancia equivalente aproximadamente a una octava parte de la distancia entre el planeta y la Luna.

Esta vez el cuerpo terrestre ha evitado la Tierra, pero los expertos se preocupan de que en el futuro podamos ser menos afortunados.

La próxima aparición peligrosa del asteroide se espera en el año 2079, y los científicos afirman que el 2012 TC4 podrá chocar contra la Tierra con una posibilidad entre 750.

Tras la aparición del 12 de octubre, el asteroide se acercará a nuestro planeta en 2019, 2050 y 2079, sin embargo, según los expertos, solo el caso de 2079 constituye cierto riesgo.

El experto de la Agencia Espacial Europea Rudiger Jehn afirmó: “Ahora sabemos que el asteroide tampoco chocará con la Tierra en 2050, pero podrá desviarse de manera que provoque un choque contra la Tierra en 2079”.

Durante la aparición del asteroide, la NASA tuvo la oportunidad de probar su red de observatorios para su sistema de defensa planetaria en el caso de que los asteroides choquen contra la Tierra.

Anteriormente el experto de la NASA Dr. Michael Kelly declaró que los científicos siempre apreciaron el conocimiento de la información sobre los asteroides que se acercan a la Tierra para registrar los máximos datos posibles necesarios para desarrollar el sistema global de detección de los asteroides y evaluar el nivel de amenaza.

Si el asteroide hubiera chocado contra la Tierra, habría podido provocar un efecto mucho más considerable que el asteroide de 18 metros de tamaño que cayó en la ciudad rusa de Cheliábinsk en 2013. Habrían sido heridas unas 1.500 personas y más de 7.000 edificios habrían resultado dañados.

Si la roca espacial hubiera alcanzado la atmósfera de la tierra, se habría quemado antes de chocar con el planeta, según afirman los expertos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here