Compartir

WASHINGTON (Sputnik) — EEUU violó las provisiones de la Convención de Viena al negarles a diplomáticos rusos el acceso a archivos recuperados del clausurado consulado general en San Francisco, señaló la embajada de la Federación de Rusia en un comunicado.

“Al tomar estas acciones, EEUU una vez más violó las provisiones de la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, así como la Convención Consular Bilateral”, señaló la sede diplomática.

Washington transfirió el archivo a la embajada el 23 de octubre, pero no permitió a los diplomáticos rusos acceder a él.

Respuesta de Moscú

Las últimas acciones de Washington contra las instalaciones diplomáticas rusas autorizan a Moscú adoptar similares medidas, señaló la embajada de Rusia en EEUU en un comunicado.

“La falta de respeto de Washington hacia el derecho internacional y nuestras instalaciones diplomáticas y consulares le permiten al Gobierno ruso preparar acciones similares contra las misiones estadounidenses en Rusia, basadas en el principio de reciprocidad”, indica el texto.

El 11 de octubre la Embajada rusa en EEUU expresó su protesta después de que representantes estadounidenses quitasen las banderas rusas de los edificios consulares en San Francisco.

El pasado 31 de agosto el Departamento de Estado de EEUU exigió a Rusia, “siguiendo el espíritu de igualdad invocado” por Moscú, desalojar su Consulado General en San Francisco y dos oficinas diplomáticas Nueva York y en Washington, poniendo como fecha límite el 2 de septiembre.

La embajada calificó de “extremadamente hostil” este paso y exigió que las autoridades de EEUU “devuelvan inmediatamente a su lugar los símbolos estatales de Rusia y que no permitan que lo ocurrido vuelva a suceder”.

La medida fue tomada en respuesta a la propuesta rusa a EEUU de limitar a 455 personas la plantilla de la embajada y los consulados norteamericanos en Rusia.

Ésta, a su vez, fue anunciada a finales de julio, cuando el Congreso de EEUU votó a favor de la nueva ley de sanciones contra Rusia, y con la que Moscú pretendía responder a “una política muy agresiva en los asuntos internacionales” por parte de Washington.

Tanto Moscú como Washington expresaron la confianza en el fin de la espiral de represalias diplomáticas entre Rusia y EEUU.

Sin embargo, las tensiones entre los dos países siguen agudizándose.

En diciembre de 2016, el Gobierno de EEUU encabezado entonces por Barack Obama expulsó a 35 diplomáticos rusos y ordenó el cierre de dos mansiones diplomáticas en Centreville, Maryland y Oyster Bay, Nueva York, en respuesta a la supuesta interferencia de Moscú en las elecciones presidenciales estadounidenses, lo que Rusia ha negado reiteradamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here