Inicio Unión Europea Polonia Miles de fascistas se manifestaron el sábado en Varsovia

Miles de fascistas se manifestaron el sábado en Varsovia

175
0
Compartir

Miles de fascistas desfilaron el sábado en Varsovia en una manifestación convocada para coincidir con las ceremonias de aniversario de la independencia de Polonia. Todos los años organizan manifestaciones en paralelo a la fiesta de la independencia polaca.

La marcha de los fascistas fue uno de varios eventos que conmemoran la refundación de Polonia como nación en 1918 tras estar 123 años borrada del mapa.

Horas antes el presidente Andrzej Duda había encabezado las ceremonias oficiales a las que asistió también el presidente de la Unión Europea, Donald Tusk, un antiguo primer ministro polaco.

Pero la marcha fascista ha opacado las otras ceremonias en años recientes. En ella, los participantes elogiaron consignas xenófobas, de supremacía blanca y antisemitas.

Un cartel decía “¡Por una hermandad entre las naciones blancas de Europa!”. Uno de los manifestantes le dijo a la televisora TVP que estaba allí “para sacar del poder a la judería mundial”.

El lema de marcha este año era “Queremos a Dios”, parte de la letra de un antiguo cántico religioso polaco que fue citado por Trump cuando visitó el país hace unos meses.

Los organizadores hablaron de la importancia de combatir a los liberales y defender al cristianismo.

Algunos manifestantes portaban la bandera de Polonia, otros dispararon bengalas y fuegos artificiales. Otros llevaban carteles con la imagen de la falange, un símbolo fascista que se remonta a la década de 1930.

Hubo también una contramanifestación de antifascistas, mucho más pequeña. Las autoridades mantuvieron las dos movilizaciones bien apartadas para evitar enfrentamientos.

El Día de la Independencia conmemora la fecha en que Polonia recuperó su soberanía a fines de la Primera Guerra Mundial, tras haber sido ocupada por Rusia, Prusia y el Imperio Austro-Húngaro.

Duda dirigió las ceremonias en la Tumba del Soldado Desconocido, pasando revista a una guardia militar antes del izado de banderas y disparos de cañón.

Tras pronunciar un discurso, colocó una ofrenda floral, rezó, se persignó ante el monumento a todos los soldados no reconocidos que murieron en defensa del país.

Tusk, que asistió a invitación de Duda, también rindió su tributo en el lugar.

El dirigente del partido oficialista, Jaroslaw Kaczynski, recordó que Polonia no siempre ha sido independiente desde 1918, una alusión a la ocupación de los alemanes nazis durante la Segunda Guerra Mundial y las décadas pasadas como miembro del Pacto de Varsovia durante la Guerra Fría.

Desde hace años los fascistas organizan una “Marcha por la independencia” en la que se mezclan con la peor reacción polaca, que es muy parecida la cutre, gárrula y casposa hispánica.

Por su parte, los antifascistas son apoyados por contingentes llegados desde Alemania. Mediante bloqueos, sentadas en puntos claves de la marcha y enfrentamientos directos con grupúsculos fascistas intentan evitar a toda costa que el fascismo vuelva a intimidar y amenazar por las calles como vienen haciendo desde 1922.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here