Compartir

SAN FRANCISCO (Sputnik) — El embajador ruso, Anatoli Antónov, declaró que el Departamento de Estado de EEUU le denegó infundadamente el acceso a la bloqueada propiedad diplomática rusa.

El diplomático llegó a California el 29 de noviembre donde tenía previsto reunirse entre el 29 de noviembre y el 3 de diciembre con expertos y empresarios e inspeccionar los inmuebles diplomáticos rusos en San Francisco.

“Todo lo que recibimos del Departamento de Estado son negativas inmotivadas”, comentó en un discurso en la recepción de la organización no gubernamental World Affairs Council.

Washington está destruyendo el fundamento de la cooperación con Moscú con sus ataques contra oficinas diplomáticas y medios de comunicación rusos, afirmó Antónov.

“La expulsión de diplomáticos rusos, los registros de nuestros inmuebles diplomáticos y la ocupación de los mismos, la retirada de la bandera nacional de la Federación Rusa, la violación de los derechos de los medios de comunicación rusos, todas estas acciones están destruyendo la base de la cooperación ruso-estadounidense”, dijo Antónov.

El diplomático señaló que “la ausencia de contactos contribuye al incremento de la desconfianza recíproca, sobre todo porque en los círculos políticos estadounidenses se hacen declaraciones públicas que reaniman una imagen negativa de Rusia”.

“Proponemos a la parte estadounidense reanudar un diálogo de trabajo entre los consejos de seguridad (nacionales), los servicios especiales, los departamentos de defensa y las asambleas legislativas”, declaró Antónov al intervenir durante una recepción ofrecida por la ONG World Affairs Council en el hotel Fairmont de San Francisco.

La cadena de televisión rusa RT América y una empresa asociada a Sputnik Radio, Reston Translator, se vieron obligadas a registrarse recientemente como agentes extranjeros en Estados Unidos acorde a la llamada ley FARA.

Ambos medios rusos han enfrentado importantes presiones en EEUU en los últimos meses, con legisladores estadounidenses y las oficinas de inteligencia del Gobierno afirmando que la cadena de televisión pudo haber estado involucrada en la supuesta injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016.

En diciembre de 2016, el Gobierno de EEUU encabezado entonces por Barack Obama expulsó a 35 diplomáticos rusos y ordenó el cierre de dos mansiones diplomáticas en Centreville, Maryland y Oyster Bay, Nueva York, en respuesta a la supuesta interferencia de Moscú en las elecciones presidenciales estadounidenses, lo que Rusia ha negado en reiteradas ocasiones.

En julio el Congreso de EEUU aprobó un nuevo paquete de sanciones contra Rusia y al día siguiente el Ministerio de Exteriores ruso propuso al Gobierno estadounidense recortar la plantilla de sus delegaciones diplomáticas y consulares en el país a 455 personas, el mismo número que Rusia tiene en territorio estadounidense.

A finales de agosto, el Departamento de Estado pidió a Rusia desalojar su Consulado General en San Francisco y dos oficinas diplomáticas más, una en Nueva York y la otra en Washington, poniendo como fecha límite el 2 de septiembre.

El Ministerio de Exteriores ruso cumplió la petición de Washington pero la calificó de acto hostil y violación del derecho internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here