Compartir

PYONGYANG.–Una nueva escala de tensiones se vislumbra en la península coreana luego de la prueba nuclear «con carácter autodefensivo» realizada por la República Popular Democrática de Corea (RPDC) y el anuncio de Estado Unidos de nuevas sanciones hacia Pyongyang.

La víspera, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció que impondrá sanciones adicionales a la RPDC tras el lanzamiento de un misil intercontinental que, según la nación asiática, tiene carácter autodefensivo.

El anuncio de las nuevas acciones punitivas ocurre solo una semana después de que Trump insistiera en mantener la presión contra la RPDC, primero al incluir nuevamente a ese territorio en la lista de países patrocinadores del terrorismo que elabora el Departamento de Estado, y luego con la imposición de otras restricciones, refiere PL.

Pyongyang, por su parte, confirmó la realización de una prueba balística y reiteró el carácter autodefensivo de su programa para desarrollar esa tecnología y la nuclear. Además sostiene que los proyectos de tecnología nuclear y de misiles son el medio para disuadir a Estados Unidos y sus aliados en la zona de provocar una nueva guerra.

A través un comunicado, el gobierno de la RPDC dijo que lanzó el misil intercontinental Hwasong-15 el miércoles a las 02:48, hora local, pero que no puso en riesgo la seguridad de los países vecinos, informó la agencia oficial KCNA.

«El desarrollo de armas estratégicas por la RPDC son para defender su soberanía e integridad territorial ante la política de chantaje y las amenazas nucleares de Washington», afirmó el gobierno.

PL/Granma

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here