Inicio Artículos Volkswagen participó en la represión de la dictadura brasileña

Volkswagen participó en la represión de la dictadura brasileña

Torturaron y desaparecieron en su fábrica, por las denuncias de la dirección. Lo mismo ocurrió con Mercedes Benz y Ford en Argentina

384
0

La automotriz alemana Volkswagen admitió ayer haber colaborado con la dictadura militar brasileña, a la cual le informaba sobre las actividades sindicales de sus trabajadores en el Gran San Pablo y solicitaba la eliminación de los más activos, por lo cual tan solo en 1972 al menos seis operarios fueron desaparecidos y varios torturados dentro de la fábrica.

Lo indicó un informe sobre el nefasto rol de la empresa durante la dictadura militar brasileña (1964-1985), sobre todo en la persecución política de líderes sindicales y políticos de base en São Bernardo do Campo, Gran San Pablo. La región es la cuna sindical y política de reconocidos activistas y organizaciones de base, así como del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El documento divulgado ayer destacó la “lealtad” con la dictadura de la marca de automóviles que fue líder en el mercado de los años setenta con las combis y el famoso Escarabajo de fabricación brasileña.

Uno de los torturados fue Lucio Bellentani, grávemente vejado durante horas dentro de la oficina de Recursos Humanos por parte de dos policías del Departamento de Orden Político y Social (DOPS). La empresa lo denunció por su posición política, ya que militaba en el Partido Comunista Brasileño (PCB). Fue mantenido en prisión sin juicio por 8 meses y luego lo largaron sin explicaciones.

Por eso, decenas de ex empleados de Volskwagen de los años de la dictadura protestan reclamando indemnizaciones por haber sido perseguidos políticos del Estado a través de las delaciones de una empresa extranjera radicada en el país.

El informe del historiador confirma que hubo colaboracionismo de la dirección ejecutiva de Volkswagen Brasil con el golpe contra el último gobierno electo en 1964 y el ascenso de la dictadura. “El golpe y la dictadura, cada vez más represiva, fue algo evaluado positivamente por la empresa”, dice el informe.

En Brasil, en vigor de la ley de amnistía autosancionada por el régimen en 1979 y ratificada en 2010 por el Supremo Tribunal Federal, no hay juicios por delitos contra la humanidad ni contra militares ni contra civiles.

El presidente del sindicato de metalúrgicos paulistas, Wagner Santana, dijo que se debe castigar a los directivos y que los trabajadores perseguidos deben deben recibir reparaciones.“Pero esto es apenas el comienzo. Volkswagen no solo cometió delitos colaborando con el régimen persiguiendo a trabajadores, hubo incluso proveedoras de VolkSwagen e industrias químicas muy reconocidas” que también lo hicieron, comentó.

En el informe se sostiene que la casa matriz alemana aprovechó las “listas sucias” de trabajadores politizados para amenazar al conjunto de los obreros y “suspender derechos laborales elementales”, obteniendo a cambio “ganancias sorprendemente altas”.

El trabajo fue encargado luego de que fueran denunciadas varias empresas por la Comisión de la Verdad, el órgano que instituyó la presidenta Dilma Rousseff para investigar los delitos de la dictadura. La fiscalía abrió una investigación sobre la denuncia, que indica que existió “una represión activa de la empresa contra empleados y obreros y un sistema de vigilancia y represión construido entre automotrices y la policía política”.

En Argentina ocurrieron casos similares. En la fábrica de Ford en Buenos Aires tan solo en 1976 la dictadura desapareció a 24 obreros, denunciados por la empresa, no sin antes torturarlos dentro del edificio de la propia empresa, que se convirtió temporalmente en un centro clandestino de detención. Mercedes-Benz no se quedó atrás. No se sabe cuantos obreros de la empresa fueron secuestrados entre abril de 1976 y agosto de 1977, y llevados a los centros de torturas y asesinados allí. Por los menos trece, probablemente más de veinte. En este vídeo (https://lahaine.org/fJ6n) se muestra la investigación en detalle.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.