ISLAMABAD (Sputnik) — El líder parlamentario de Irán, Alí Lariyaní, dijo que no espera milagros de las negociaciones sirias en Ginebra y considera mucho más prometedor el proceso de Astaná.

“No creo que se produzca un milagro en Ginebra”, declaró Lariyaní al reunirse en Islamabad con el presidente de la Duma rusa, Viacheslav Volodin.

El proceso de Ginebra, en opinión del alto cargo iraní, “solo ralentiza el arreglo”, mientras que las consultas en Astaná son “un caldo de cultivo”.

Durante el encuentro, Lariyaní criticó también a EEUU por mantener sus militares en el norte de Siria e Irak.

“Tendrá un carácter destructivo”, advirtió.

A lo largo del último año, Rusia realizó intensas gestiones diplomáticas junto con Turquía e Irán para establecer un alto el fuego sostenible en Siria y organizar en la capital kazaja, Astaná, varias rondas de negociaciones internacionales que buscan allanar el camino a una solución política en el país árabe.

A principios de mayo pasado, los tres países garantes firmaron un memorando para crear en Siria cuatro zonas de distensión con el objetivo de poner cese a los enfrentamientos armados entre las fuerzas gubernamentales y las de la oposición, afianzar el armisticio vigente desde el 30 de diciembre y separar a los rebeldes de los grupos terroristas.

En lo que va de año se celebraron siete rondas de negociaciones sobre Siria en Astaná.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.