Inicio Artículos No miréis al dedo, mirad el sol

No miréis al dedo, mirad el sol

206
0

Todo el mundo está mirando a Irán. Error. Queda bien, pero desvía la atención. De nuevo los de siempre nos dicen que hay que mirar al dedo cuando lo que hay que ver es el sol.

Entretenidos con Irán no hemos visto que el Banco Central Europeo ha vendido 500 millones de dólares “para agregar al yuan chino a sus reservas extranjeras”. Es un cantidad pequeña, exactamente el 1% de las reservas del BCE. Pero es la primera vez que se hace y es un reconocimiento claro del papel cada vez más importante del renminbi o yuan a nivel internacional. Esto no quiere decir que la moribunda Europa desaloje al dólar como moneda de reserva principal a corto plazo, pero sí que la puerta se ha abierto y se ha marcado el camino para que otros países hagan lo mismo, con lo que la diversificación de reservas pone otro clavo en el ataúd de la hegemonía occidental, en este caso la económica.

El BCE hace este movimiento justo dos semanas antes de que China ponga en funcionamiento el petro-yuan, que se hará el próximo día 18 en Shanghái. China es, en estos momentos, el principal importador de petróleo del mundo, por lo que esta medida va a permitir a los compradores chinos fijar los precios del petróleo y pagar en moneda local.

China lleva trabajando en este sistema, que a largo plazo será mortal para el dólar, desde el año 2012 y va en paralelo con la conversión del yuan en oro en los mercados de divisas de Shanghái y Hong Kong. Es decir, que desde el día 18 de enero China evitará totalmente el dólar estadounidense en sus transacciones de petróleo.

China va a contar con el apoyo de Rusia (principal suministrador de los chinos) y de otros países como Venezuela… e Irán. Este es uno de los componentes a tener en cuenta a la hora de hablar de lo que ocurre en este país y el por qué del entusiasmo de EEUU, Israel y Arabia Saudita con las protestas. Y os recuerdo que en diciembre se anunció que el próximo mes de febrero Irán entrará a formar parte de la Unión Económica Euroasiática.

De hecho, este año 2018 comenzó con una noticia espectacular: Rusia y China anunciaron el día 1 que se había comenzado a exportar a China petróleo a través del oleoducto Siberia-Pacífico. Este oleoducto sólo atraviesa tierras rusas y chinas, por lo que no es posible boicotearlo.

A través de él van a llegar a China un total de 220 millones de barriles de petróleo al año, que se procesarán en refinerías chinas. Esto afianza aún más el papel de Rusia como suministrador principal de petróleo de China, muy por encima de Arabia Saudita y de Angola. Si la situación ya era clara el 2017, ahora lo será aún más.

En EEUU se habla ya de forma abierta de “recesión geopolítica” porque “el mundo está palpitando con varias corrientes que ponen en riesgo el orden dominado por EEUU”, como viene a reconocer la nueva Estrategia de Seguridad Nacional de Trump.

No suelo hacer caso a las tonterías de los propagandistas estadounidenseses, pero sí queréis entreteneros con lo que se piensa del declive de EEUU, pinchad aquí.

El Lince

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.