Solo el buque oceanográfico ruso Yantar sigue buscando al submarino argentino ARA San Juan. El experto ruso Kostantín Sivkov explica a Sputnik por qué no se deben suspender las labores de búsqueda.

“Solo el Yantar está buscando a nuestros tripulantes, pues hasta este martes 16 o miércoles 17 no llegará el aviso [buque] Islas Malvinas al radio de búsqueda, mientras que la [corbeta argentina] Spiro está en la zona, pero rota, porque se averió el sonar”, explicó a Sputnik Marcela Moyano, la esposa del jefe de máquinas, suboficial primero Hernán Rodríguez.

A dos meses de la desaparición del submarino, que informó de su última posición el 15 de noviembre del año pasado cuando se hallaba a 432 kilómetros de la costa a la altura del Golfo de San Jorge, los familiares de los tripulantes del ARA San Juan acudieron a las puertas de la Embajada de Rusia para agradecer al país por su participación en la búsqueda del buque desaparecido.

El doctor en ciencias militares Konstantín Sivkov explicó a Sputnik por qué los especialistas rusos continúan la búsqueda.

“La profundidad de la ubicación del submarino es bastante grande: alrededor de 500 metros o más. Nuestros especialistas disponen de capacidades para realizar este tipo de búsquedas. Los estadounidenses también cuentan con el equipamiento adecuado, pero, al parecer, han perdido el interés en la búsqueda del submarino”, señaló el experto.

El analista subrayó que es necesario continuar buscando el ARA San Juan por dos razones: primero, para identificar las causas y prevenir la posibilidad de tales tragedias en el futuro, y segundo, para enterrar debidamente a los tripulantes.

Anteriormente, el ex analista de la Oficina de Inteligencia Naval de EEUU (ONI, por sus siglas en inglés), Bruce Rule, elaboró un informe que asegura que el submarino argentino fue destruido por completo como resultado de una explosión. No obstante, Sivkov no comparte esta teoría.

“Es poco probable que hubiera una explosión tan grande que destruyera el submarino en trozos pequeños. Para lograrlo, la carga explosiva debería haber sido de varias toneladas o incluso decenas de toneladas. Por lo tanto, es más probable que la destrucción fuera local, es decir, de uno o dos compartimentos, como máximo. Los demás compartimientos se inundaron. Lo que significa que el casco del submarino puede ser encontrado, lo que permitirá detectar la causa de la explosión”, concluyó Konstantín Sivkov.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here