La Embajada de Rusia en Londres respondió a la pregunta de la agencia Reuters acerca de la llamada ‘interceptación’ de los portamisiles estratégicos rusos Tu-160 por los cazas europeos, explicando por qué los medios británicos inflan tanto un asunto rutinario.

Un corresponsal de Reuters solicitó comentarios acerca del incidente de la ‘interceptación‘ de los aviones rusos por los cazas del Reino Unido y de Bélgica el 15 de enero.

La Fuerza Aérea Belga y la Defensa del Reino Unido calificaron el incidente de ‘interceptación’ mientras algunos medios británicos llegaron hasta afirmar que los aviones rusos “habían violado el espacio aéreo del Reino Unido” en sus titulares —cabe mencionar que es una desinformación directa—.

Curiosamente, la propia Fuerza Aérea Real británica empleó la palabra “monitorear” en vez de “interceptar” en su mensaje de Twitter.

“Las declaraciones de este tipo son un ejercicio de RRPP destinado a demostrar la presunta ‘agresividad’ de Rusia”, comentaron desde la Embajada rusa en Londres.

Los aviones rusos realizan vuelos rutinarios en el espacio aéreo internacional sobre los mares del Norte, de Barents y de Noruega, precisó el representante del ente diplomático, y es algo que “no suena alarmante ni siquiera interesante para el público, pero con un poco de creatividad y un juego de palabras la noticia suena diferente”.

“La Defensa británica habla de haber ‘interceptado’ los aviones rusos en las ‘áreas de interés del Reino Unido’ o en ‘sus cielos’, etc. En realidad, no hubo ninguna incursión en el [espacio aéreo del] Reino Unido, y ningún avión ruso resultó obligado a aterrizar o cambiar de trayecto”, apuntaron los diplomáticos.

La Embajada rusa resumió el ruido mediático acerca del episodio aéreo como “un juego de imitación” que busca más “hacer que sea vista una vigilancia en vez de hacer frente a las amenazas reales”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here