El arma ideal para repeler ataques masivos con el uso de drones, el sistema de defensa antiaérea ruso Pantsir-S, no tiene análogos en Estados Unidos, sostiene Sebastien Roblin en su artículo para National Interest.

El Pantsir, también conocido por su designación OTAN SA-22 Greyhound, procede de una línea de armas de la era soviética destinada a proteger a los batallones de tanques del ataque aéreo, comenzando con la mortal ZSU-23-4 Shilka construida sobre la base del chasis del tanque anfibio PT-76.

Durante el conflicto en Siria, estos complejos atacaron repetidamente varios misiles y drones. Así, en diciembre del año pasado derribaron dos misiles disparados hacia la base aérea de Hmeymim, señala Roblin.

El Pantsir ha pasado por muchas variaciones desde su primer prototipo de 1995 con diferentes configuraciones de chasis y radar para camiones. El modelo más frecuente en el servicio ruso utiliza el camión Kamaz 6560 y necesita una tripulación de tres personas.

El arma puede funcionar de forma independiente o puede utilizar una batería completa subordinada al control de un puesto de comando o a una unidad de radar más potente, desde la cual los vehículos pueden recibir la orden de disparar.

El sistema antiaéreo puede detectar aeronaves a una distancia de 35 km utilizando su radar de búsqueda pasiva electrónica. Además, tiene una torreta de seguimiento electro-óptico con múltiples sistemas de imágenes que incluyen un canal térmico como sensor de respaldo.

Esta arma es capaz de disparar hasta cuatro misiles contra dos o tres objetivos diferentes al mismo tiempo, con solo 1,5 segundos entre cada disparo. Alcanza objetivos hasta a 19 km de distancia y hasta a 15.000 metros de altura. Si los misiles no logran aniquilar el objetivo, el Pantsir puede atacar con los cañones de 30 mm de fuego rápido alojados en su torreta giratoria.

El Ejército de EEUU actualmente no dispone de un sistema de defensa aérea de corto alcance tan potente como el Pantsir, se destaca en el artículo.

Según Roblin, se debe a que las fuerzas terrestres estadounidenses siempre han contado con su Fuerza Aérea para despejar los cielos de las amenazas aéreas, mientras que el Ejército ruso no descarta que sus tropas terrestres puedan ser objeto de ataques aéreos, así que han desarrollado una gama diversa de sistemas de defensa aérea.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.