Hans Asperger, el reconocido médico austríaco que descubrió el síndrome autista que posteriormente fue llamado con su nombre, “cooperó activamente” con el programa de eutanasia nazi, según un nuevo estudio publicado el jueves en la revista Molecular Autism.

“Asperger logró integrarse al régimen nazi y fue recompensado por sus afirmaciones de lealtad con oportunidades de ascenso en su carrera, publicó Herwig Czech, un historiador de medicina de la Universidad Médica de Viena.

Czech destacó que Asperger se unió a varias organizaciones afiliadas a los nazis, aunque no al propio Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán. En su investigación, el historiador revisó una gran cantidad de publicaciones contemporáneas y documentos de archivo que aún no habían sido estudiados.

Según algunos de los documentos, Asperger “estaba en conformidad con las ideas nacionalsocialistas en lo que refiere a las leyes de raza y de esterilización”. Asimismo, el doctor estuvo detrás del traslado de dos niñas a la tristemente famosa clínica Am Spiegelgrund, en Viena.

Precisamente en ese lugar fallecieron 800 niños que, según los médicos nazis, carecían de “mérito hereditario” y “pureza racial”. Muchos de ellos murieron por envenenamiento y otros distintos procedimientos, señala AFP.

Según la nueva investigación, Asperger también formó parte de un comité de otro hospital encargado de decidir el destino de alrededor de 200 menores en una guardería infantil, 35 de los cuales fueron considerados “imposibles de educar” y luego fueron asesinados.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.