La Flota rusa del Mar Negro va a desplegar otros dos barcos de guerra lanzamisiles en la costa siria para reforzar su despliegue del grupo naval basado en la base rusa de Tartús.

Según fuentes localizadas en el Estrecho del Bósforo, los dos barcos rusos han sido identificados como la fragata 868 Pytilvyy clase Krivak y el destructor 870 Smetlivyy clase Kashin.

Mientras que la fragata 868 Pytilvyy se especializa en la guerra antibuque y antisubmarina y posee misiles adecuados para estas tareas, la 870 Smetlivyy puede llevar a cabo ataques contra objetivos en tierra, mar o aire con idéntica eficacia.

Tras atravesar el Estrecho del Bósforo ambos buques navegan ahora en el Este del Mediterráneo y llegarán a Siria esta semana, reforzando así el grupo basado en el puerto sirio de Tartús.

Gracias a la aportación de estos y otros barcos, la flota rusa podría destruir numerosos buques de la Flota estadounidense en pocos minutos, incluyendo portaaviones.

El experto ruso, Igor Kuroshenko, director de la revista Defensa Nacional y director del Centro de Investigación sobre el Comercio Mundial en Armas, reveló que una fuente del Ejército ruso le aseguró que los barcos y submarinos de la flota rusa estaban dispuestos a destruir los barcos estadounidenses que lleven misiles en el Mediterráneo en 30 minutos si éstos atacan a las fuerzas rusas asignadas a ayudar al Ejército sirio en su lucha contra el terrorismo.

La misma fuente, las unidades navales rusas que abandonaron el puerto sirio de Tartús siguieron a todos los barcos y a los submarinos británicos y norteamericanos que participaron en el ataque a Siria e impidieron a un submarino británico lanzar sus misiles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.