Hace meses que los países miembros del «Pequeño Grupo» [1] (Arabia Saudita, Estados Unidos, Francia, Jordania y Reino Unido) vienen tratando de excluir a Rusia del Consejo de Seguridad de la ONU.

En el marco de esa misma línea de conducta, Francia acaba de proponer cambiar los estatutos de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ), encargada de verificar la aplicación de la Convención de Prohibición de Armas Químicas, cambio que acarrearía una modificación del sentido de la Convención misma.

La idea de fondo es que, como Rusia contradice la versión atlantista del «caso Skripal» y de los supuestos incidentes químicos en Siria, la OPAQ decida, sin contar con la Federación Rusa, lo que supuestamente sucedió en esos casos y que designe culpables.

Actualmente el mandato de la OPAQ permite a esa organización actuar para comprobar los hechos sin designar culpables. La OPAQ adopta sus decisiones por mayoría calificada (más de la mitad más uno, según los casos).

Francia está proponiendo que la OPAQ pase a tomar sus decisiones por mayoría simple (sólo la mitad más uno), para que Rusia se vea en minoría en caso de voto frente a las potencias occidentales.

__________

[1] Sobre el «Pequeño Grupo» o Small Group ver: «Agresión disfrazada de guerras civiles», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 27 de febrero de 2018 y «Syrieleaks: un câble diplomatique britannique dévoile la “stratégie occidentale”», [en español, «Sirialeaks: un cable diplomático británico revela la “estrategia occidental”»] por Richard Labévière, Observatoire géostratégique, Proche&Moyen-Orient.ch, 17 de febrero de 2018.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.