En este momento, Tierra Santa es un lago de sangre. En tan solo un día, 2500 heridos y decenas de muertos: Israel los mató, disparó sin piedad contras las manifestaciones; mujeres, niños, todos corrían, del cielo caían bombas lacrimógenas y desde el otro lado les disparaban, hasta un bebé murió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.