Nueva York, SANA. — En marco de su inversión en el terrorismo, la administración del presidente estadounidense Donald Trump se propone aumentar su apoyo a sus mercenarios terroristas en el extremo nororiental de Siria para saquear a más pozos de gas y petróleo en la zona.

Funcionarios norteamericanos dijeron que la administración Trump pretende cortar sus “ayudas financieras” a sus mercenarios en el noroeste de Siria y encauzarlas hacia otras zonas en el interior de Siria. Los informes prevén que la nueva dirección de los dólares estadounidenses sea la zona situada al este del Éufrates y otras zonas donde se emplazan tropas estadounidenses de forma ilegal pues a través de su “Coalición” planea inyectar su apoyo en la milicia de QSD para el saqueo del gas y el petróleo de los pozos sirios en la zona.

La cadena CNN mencionó ayer que la administración estadounidense reducirá en decenas de millones de dólares su apoyo a las facciones armadas en el noroeste de Siria, mientras que Reuters citando a responsables estadounidenses afirmó que las “ayudas humanitarias” no se verán afectadas en el noroeste de Siria alrededor de la provincia de Idleb, señalando que EE.UU. quiere “mudar la ayuda a zonas donde hay mayor control de EE.UU.”

Riad Sh./ Dr. A. Shaban

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.