Los insultos del presidente de EE.UU., Donald Trump, para los inmigrantes no tiene límite y aprovecha las cámaras para denigrarlos, y humillarlos lo más que puede. Trump les dijo criminales y ahora animales a los inmigrantes y aseguró que como nunca antes en la historia los está deportando del país.

El mandatario estadounidense primero les dijo criminales, violadores y ahora animales a los inmigrantes. Sus palabras fueron ofensivas e inaceptables como lo explica Jorge Mario Cabrera, el portavoz de la organización que defiende los derechos humanos ‘Chirla’.

Estas palabras fueron dirigidas al estado de California (oeste de Estados Unidos), porque el estado tiene la ley de protección al migrante y varias ciudades no quieren cooperar con los agentes de inmigración. Sin embargo, los insultos de Trump son para la comunidad hispana reprobables.

Los inmigrantes están furiosos con el insulto, sobre todo porque gracias a su mano de obra han fortalecido la economía de Estados Unidos y su trabajo es la columna vertebral de la nación aunque el Gobierno federal no lo quiera reconocer.

Pero Trump lejos de ganar aceptación de los políticos por sus comentarios anti inmigrantes, más personalidades de Estados Unidos rechazan esta actitud vulgar e hiriente del presidente.

El gobernador de California, Jerry Brown, dijo que Trump quiere obligar a eliminar la política de ciudades que protegen al inmigrante, en tanto California inició procesos legales contra el Gobierno estadounidense.

Rosie Orbach, Los Ángeles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.