El buque ruso de investigación oceanográfica Yantar. Russian Defence Ministry / www.globallookpress.com

El paso del buque ruso de investigación oceanográfica Yantar por el canal de la Mancha ha provocado una reacción de la Marina Real británica que parece algo desmesurada. La misma envió al destructor HMS Diamond y al helicóptero Wildcat para seguir lo que tildó de un “buque espía de la Armada rusa” en su paso por el canal, según precisó en un comunicado el 1 de junio.

Ese día, la Armada británica señaló que el navío ruso “se acercó al área de interés del Reino Unido” ―sin mencionar que hubiera realizado alguna actividad sospechosa― y que su destructor “continuará monitoreando los movimientos y actividades del buque a medida que avanza hacia el norte”. Los medios británicos no demoraron en hacerse eco, tachando a la embarcación rusa de “buque espía”.

Sin embargo, el Yantar en realidad es un buque oceanográfico que, aunque pertenece a la Flota del Norte Rusa, está diseñado para realizar investigación en aguas profundas. Según precisó el comandante de la Flota del Norte rusa, Nikolái Yevménov, el mismo estuvo realizando investigaciones a lo largo de 11 meses en diferentes partes del océano mundial, incluido el Atlántico Sur, donde participó en la búsqueda del submarino argentino ARA San Juan.

Según el oficial, la tripulación del navío, llevó a cabo un gran volumen de trabajo en la exploración geológica y geofísica del océano mundial, realizó un estudio del fondo marino.

El paso de los buques militares rusos por el canal de la Mancha suele llamar la atención de las autoridades británicas. En enero, Londres ordenó a su fragata HMS Westminster escoltar a cuatro buques de guerra rusos en la zona, lo que constituyó solo un incidente de muchos otros de este tipo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.