Ya se produjo el surrealista encuentro. Una reunión, firma de acuerdo, y una larga conferencia de prensa entre Donald Trump, presidente norteamericano, y Kim Jong Un, líder de la República Popular Democrática de Corea. Sonrisas, manos estrechadas, el mandatario estadounidense hasta le mostró el automóvil presidencial conocido como la bestia al líder asiático.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.