El presidente de EE.UU., Donald Trump (dcha.), saluda al líder norcoreano, Kim Jong-un, en Singapur, 12 de junio de 2018.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, admite que fue idea suya la suspensión de las maniobras militares con Corea del Sur por ser costosas para Washington.

Al término de la histórica cumbre que protagonizó el pasado martes en Singapur con el líder norcoreano, Kim Jong-un, Trump anunció por sorpresa la suspensión de las maniobras militares conjuntas con su aliado surcoreano.

En reacción a algunas dudas planteadas en su contra por este caso, el mandatario norteamericano ha defendido este domingo la iniciativa de suspender los ejercicios, aseverando que lo hace por su elevado coste. “Fue mi pedido porque son MUY CAROS”, ha aseverado Trump a través de su cuenta en Twitter.

Al igual que Corea del Norte, que considera estas maniobras una “provocación”, Trump también ha confesado que estas medidas de su país “son bastante provocadoras” y que “afean una negociación de buena fe”, por ello, las suspendió para no irritar a Pyongyang, que las ve como una amenaza, en plenas negociaciones de distensión.

Mientras tanto, ha avisado de que “pueden comenzar de inmediato si se rompen las conversaciones”, si bien ha expresado su confianza de que ello no suceda.

Está previsto que los Ministerios de Defensa de Corea del Sur y EE.UU. anuncien oficialmente, en los próximos días, la decisión de suspender los ejercicios militares conjuntos a gran escala en medio de la normalización de las relaciones con Corea del Norte, ha informado este domingo la agencia surcoreana de noticias Yonhap, citando a una fuente del Gobierno surcoreano.

El líder de Corea del Norte ha condicionado la desnuclearización de su país al cese del antagonismo por parte de Estados Unidos hacia Pyongyang.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.