«Un grupo verdaderamente marxista-leninista, más allá de posibles desviaciones y excesos no sostiene una lucha permanente a base de atentados y sin perspectivas claras como los grupos netamente terroristas, sino que lucha por llevar a término la revolución de la mano de las propias masas utilizando tanto métodos pacifistas como violentos, estando codo a codo en cada lucha, algo que por sus características es una tarea larga pues supone hacer que la clase obrera y sus aliados tomen conciencia a cada a paso de la necesidad de la revolución, aprendiendo de su propia experiencia en las pugnas que se desarrollan en los campos de la política la economía y la cultura, no pudiéndose forzar las etapas para lanzarse a la toma del poder, por tanto, la represión que sufren los marxista-leninistas a diferencia de la que sufren los aventureros terroristas, siempre se hará sentir en una intensidad mayor y de forma multifacética, debido a la sencilla razón de la verdadera peligrosidad que suponen sus acciones y sus objetivos para el Estado: tanto en la forma de democracia burguesa como en su forma fascista, mientras que un grupo desligado de las masas, ecléctico y desesperado, por muy especular que se pretenda con sus acciones, no supone un desafío real sino un problema fugaz, y puede hasta llegar a ser, como hemos visto históricamente, un juguete en manos de los servicios secretos». (Equipo de Bitácora (M-L)Estudio histórico sobre los bandazos oportunistas del PCE(r) y las prácticas terroristas de los GRAPO, 30 de junio de 2017)

1 COMENTARIO

  1. Ya Lenin habló y escribió acerca de esto oponiendose al terrorismo como mecanismo revolucionario. Las posiciones que llegaron a tener fuerzas políticas como el PCE (r) y su brazo armado el Grapo, u otras como el Frap, el Movimiento por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario, o Eta, que se lanzaron a la lucha armada pensando en que de esa manera acabariamos desembocando en la revolución socialista vimos el final en que acabó, defendiendo posturas burguesas nacionalistas. Es imposible pensar en esto de esta manera, solamente la clase obrera es la que puede transformar la situación llegando al poder e implantando la dictadura del proletariado, no grupos armados que solamente atentarian contra objetívos concretos, es más, ni llegaron estos grupos a tener simpatias por parte del proletariado, lo que consiguieron fue desbaratar de paso más a la clase obrera.

    En lo que no se puede estar de acuerdo es en las posiciones maoistas que siguen insistiendo en que el Cíclo Octubre se terminó, teniendo que pasar a la ofensiva dentro de la denominada Guerra Popular, que no es otra cosa que lo anteriormente indicado, esto es un error historico, la Revolución de Octubre surgió al calor de las masas obreras y campesinas, la ciudad, el campo y soldados, la Revolución de Octubre sigue viva y es el ejemplo a seguir por todos los revolucionarios del mundo, es cuestión de tiempo y de conciencia, lo demás es un fracaso en donde ya se vió en la práctica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.