Carolyn Kaster / AP

El presidente de EE.UU., Donald Trump, calificó este domingo de “gran engaño” la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016. Su pronunciamiento se produce tras una semana de críticas y controversias en la que admitió la intromisión del Kremlin en los comicios y declaró su plena confianza en los servicios de Inteligencia nacionales

“Así que el presidente Obama sabía sobre Rusia antes de las elecciones. ¿Por qué no hizo algo al respecto? ¿Por qué no se lo contó a nuestra campaña? Porque es un gran engaño, por eso, y porque él pensaba que la deshonesta de Hillary [Clinton] iba a ganar”, escribió Trump en su cuenta personal de Twitter.

El líder estadounidense enfrentó severas críticas de los medios y de políticos demócratas y republicanos después de que unas declaraciones suyas dieran la impresión de que respaldaba la afirmación de Putin, quien asegura que Rusia no interfirió en las elecciones presidenciales del 2016. El jefe de la Casa Blanca explicó sus declaraciones de una manera bastante confusa, una explicación que parece marcar un esfuerzo por dar marcha atrás en sus palabras iniciales.

Durante la rueda de prensa tras su encuentro con Vladímir Putin el 16 de julio en Helsinki, el líder estadounidense admitió que la “interferencia rusa [en la presidenciales de 2016] se llevó a cabo” y declaró que tiene “plena confianza” en los servicios de Inteligencia de su país. Asimismo, el inquilino de la Casa Blanca hizo hincapié en que por su parte no hubo ninguna colusión con Moscú.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.