Yemen está al borde de la hambruna debido a la ofensiva de Arabia Saudí y sus aliados contra la ciudad portuaria de Al-Hudayda, alertan organismos humanitarios.

“Percibimos que el país está en el filo de la cuchilla en términos de hambre, y podría decantarse en cualquier momento”, indicó el lunes la portavoz del Consejo Noruego para los Refugiados (NRC), Suze van Meegan.

Desde el inicio del año 2018, ha aumentado un 25 % los niveles de hambre aguda en Yemen, debido a la operación contra Al-Hudayda, el principal puerto del país y puerta de entrada de ayuda y bienes. “La desesperación que vemos va a más, cada vez más gente pide en las calles”, agregó Van Meegan.

Según recogió la agencia británica Reuters, Van Meegan subrayó que los combates al sur de la citada ciudad han causado víctimas civiles y siguen dejando sin techo a la población.

A este respecto, el Programa Mundial para los Alimentos (PMA) de las Naciones Unidas al cifrar en 200 000 los desplazados desde el inicio del ataque a Al-Hudayda en junio, lamentó que cuatro de cada diez niños menores de cinco años en Yemen sufren desnutrición.

“Evitar la hambruna en Yemen dependerá de la capacidad del PMA y otras agencias humanitarias para llegar a las poblaciones que lo necesitan para mantener la asistencia humanitaria”, sostuvo el director del PMA para Yemen, Stephen Anderson.

Apoyadas por la aviación militar saudí, las fuerzas emiratíes y milicias afines al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi, atacaron el pasado 13 de junio Al-Hudayda, prometiendo una operación rápida para expulsar al movimiento popular yemení Ansarolá de esta ciudad, aunque aún no han logrado sus objetivos.

Desde su inicio en marzo de 2015, la guerra saudí contra su vecino sureño ha acabado con la vida de más de 11 000 yemeníes, además de dejar a otros 23 000 heridos, de acuerdo con el último balance ofrecido por el ministro de Salud de Yemen, Taha al-Mutavakel.

La campaña aérea saudí, que no cuenta con el aval de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), ha atacado mercados, instalaciones sanitarias y objetivos civiles, lo que ha provocado indignadas críticas internacionales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.