Insistiendo en el hecho de que Siria forma parte del eje de la Resistencia, el vicesecretario general de Hezbolá libanés ha declarado que Damasco y Hezbolá prosiguen desarrollando sus relaciones bilaterales.

Sheij Naim Qassem hizo las declaraciones el martes (24 de julio) durante una reunión con un combatiente de Hezbolá que acababa de ser liberado del yugo de los terroristas que rodeaban las localidades shiíes de Fuaa y Kefraya, en la provincia siria de Idleb.

Él rindió homenaje a los combatientes y residentes de Fuaa y Kefraya por resistir durante tres años y medio al terrorismo takfiri respaldado por EEUU e Israel y por el levantamiento del sitio contra esas dos regiones.

“Este levantamiento del asedio no fue una simple victoria; fue de hecho una victoria contra una conspiración fatal”, dijo Sheij Qassem, agregando que el Ejército de Siria está progresando bien y el resto del país pronto será liberado.

En otra parte de su discurso, abogó por la restauración de las relaciones entre Siria y Líbano, sin omitir decir que “sin un acuerdo entre los dos gobiernos, la economía libanesa no podrá aprovecharse del desarrollo de la siria”.

Él hizo un llamamiento a las partes que obstaculizan el restablecimiento de un acuerdo sirio-libanés para que guarden silencio en favor de los intereses de la nación libanesa. “¿Por qué el Líbano iba a ser parte del eje del mal, que requiere la destrucción de Siria, un país que es nuestro vecino y con el que compartimos muchos intereses económicos y geoestratégicos? ¿Por qué el Líbano debería tomar parte en la conspiración de EEUU e Israel que tiene lugar en el Oriente Medio? El Líbano no tiene motivos para odiar a Siria”, dijo el número dos de Hezbolá antes de agregar: “Los libaneses y los sirios deben permanecer unidos”.

Para muchos analistas, a medida que la guerra en Siria llega a su fin muchos países que participaron en la lucha contra el Estado sirio buscan ahora un hueco para poder participar en la reconstrucción de Siria. El Líbano, gracias a los sacrificios de los combatientes de Hezbolá al lado de Siria en la guerra, tiene derecho a su parte. Los estadounidenses, los franceses, los alemanes y los británicos invocan constantemente la ayuda de Rusia para hallar su lugar en la posguerra de Siria.

Sería un error si el Líbano pierde esta oportunidad histórica – que se le ofreció a uno de sus componentes, a saber Hezbolá – de arreglar de una vez por todas sus controversias con Siria y vincularse a este país a través de acuerdos económicos, militares y de seguridad a largo plazo, señala el experto en cuestiones internacionales, Hadi Mohammadi. Alentados por EEUU y Arabia Saudí, el Movimiento del Futuro dirigido por Saad Hariri y las Fuerzas Libanesas de Samir Geagea se oponen a esta perspectiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.