Voluntarios de Defensa Civil de Siria, también conocida como los Cascos Blancos, ayudan a las víctimas en un presunto ataque químico en el noroeste de Siria. Syria Civil Defence / ZUMAPRESS.com / www.globallookpress.com

“La historia parece repetirse, con Israel realizando un rescate ‘excepcional’ de militantes extremistas y sus ‘maniquíes’ de los Cascos Blancos desde el sur de Siria, a petición urgente de los Estados miembros de la OTAN”, escribe la periodista de investigación Vanessa Beeley en un artículo de opinión para RT en inglés.

Con su reciente operación en Siria, la alianza pretende “reasentar a los militantes de Al Qaeda y sus auxiliares”, los Cascos Blancos, según la experta, para quien el papel de estos últimos “ha sido corroborar los supuestos relatos sobre el uso de armas químicas por parte de Siria con el fin de justificar la intervención de la coalición estadounidense”.

La especialista sostiene que Occidente y Israel proporcionan un rescate “excepcional” a estos famosos “humanitarios”, cuyas “hazañas en territorio sirio deshonran el término para todas las auténticas organizaciones de defensa civil de Siria y los paramédicos voluntarios, aquellos que no abandonaron el barco dejando a los civiles muriendo en la frontera al recibir prioridad en los ‘botes salvavidas’ israelíes”.

No es la primera vez

Beeley recuerda que no es la primera vez que los Cascos Blancos ―tildados por ella de “fantasmas de la OTAN”― y los “grupos armados a los que dan cobertura” han recibido protección especial “de sus manipuladores y pagadores en Occidente”.

Así, en los combates finales para liberar Alepo Oriental y Guta Oriental, agencias de la ONU presentaron solicitudes especiales para su desalojo prioritario de esas zonas, sostiene. Mientras tanto, precisamente esta organización “intocable”, según la periodista, “asistió e instigó” a los grupos armados que “han realizado brutales ataques sectarios [en Siria] por orden de quienes la financian en Occidente”.

Además, la periodista sostiene que el Gobierno del Reino Unido no se muestra muy cauteloso en su “‘verificación de los hechos’ al tratarse de su inversión multimillonaria ―los Cascos Blancos― puesta en marcha en Turquía y Jordania, y ahora integrada con Al Qaeda y otros grupos terroristas en Siria”.

Cascos Blancos: una fuerza 'neutral' que solo ayuda a un bando

Cascos Blancos: una fuerza 'neutral' que solo ayuda a un bando

Gepostet von RT Play en Español am Samstag, 17. März 2018

En ese sentido, en un comunicado emitido sobre el reasentamiento de los Cascos Blancos en Siria para protegerla, las autoridades británicas citaron estadísticas sobre la salvación de “más de 115.000 vidas durante el conflicto sirio” por parte esta organización. No obstante, Beeley destaca que una solicitud bajo la libertad de información reveló que el Gobierno británico no tuvo ninguna verificación independiente de esos datos, que parecen proceder de los propios Cascos Blancos y de la organización Mayday Rescue.

Esta última, escribe la especialista, es una “supuesta ONG” registrada en los Países Bajos, financiada por una fundación gubernamental británica y establecida por el fundador de los Cascos Blancos, James Le Mesurier. “Apenas se trata de un control y un balance independiente de las cifras proporcionadas por los Cascos Blancos, quienes emiten esas estadísticas desde el interior de la sede de Al Qaeda”, sostiene.

Los Cascos Blancos, “un fraude de principio a fin”

“Los Cascos Blancos son un fraude”, indica Beeley. “Son un fraude de principio a fin. Si realmente hubieran salvado a una cantidad tan grande de civiles sirios, ¿por qué nunca vemos a los civiles alabarlos? En cambio, no escuchamos nada más que acusaciones de crímenes contra la humanidad cometidos directamente por los Cascos Blancos en colaboración con Al Qaeda y grupos extremistas asociados”.

Dado que Israel les brinda una asistencia “excepcional”, son sus “amigos” junto con los “matones militantes y asesinos extremistas los que escaparon bajo la capa de invisibilidad de los Cascos Blancos”, observa. La periodista concluye su artículo afirmando que el pueblo sirio no erigirá estatuas en honor a este grupo; “ese privilegio estará reservado para los Cascos Blancos en el Reino Unido, Francia, Alemania y Canadá”.

Estos países occidentales “deben la mayor deuda de gratitud a este grupo que han nutrido y financiado durante cinco años, un grupo que les ha proporcionado las excusas fabricadas para cometer crímenes de guerra contra Siria bajo el lema del ‘excepcional humanitarismo'”, concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.