Ante la falta de respuesta del Gobierno argentino en relación a la baja de salarios y presupuesto educativo, las medidas de fuerza se intensifican.

La realidad de la educación pública en Argentina se agudiza, al ritmo del desfinanciamiento impuesto desde el exterior.

Ante la negativa del gobierno de realizar acuerdos consensuados, que en Argentina se conocen como paritarias, el salario de los docentes se sigue depreciando en relación al costo de vida.

Además de los salarios, el propio funcionamiento de la educación pública, parece estar en riesgo y moviliza al no inicio del segundo cuatrimestre en las universidades.

Una fractura del tejido social que tendrá consecuencias a largo plazo y que los docentes universitarios intentan visibilizar durante toda la semana, con marchas, abrazos a edificios públicos, clases abiertas y asambleas.

Sebastián Salgado, Buenos Aires.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.