Estados Unidos ha reactivado su Segunda Flota para afrontar el desafío marítimo que representan “potencias extranjeras” como Rusia y China.

“Nuestro control del mar y nuestra proyección de poder, dos elementos vitales para nuestra seguridad nacional, están siendo desafiados por el resurgimiento de potencias extranjeras, en concreto, Rusia y China, ambas buscando suplantar a Estados Unidos como el socio de elección entre las naciones libres y prósperas”, declaró el viernes Chris Grady, jefe del Comando de Fuerzas de la Flota de Estados Unidos (USFF, por sus siglas en inglés).

Además, el alto mando estadounidense alertó de que “los días de competencias en el mar y los desafíos a nuestra seguridad marítima han regresado”.

Por su parte, el jefe de operaciones navales de la Armada EE.UU. John Richardson, hizo alusión al tema y dijo que cuando EE.UU. había anunciado la reactivación de la Segunda Flota, muchos alegaron que el país estaba buscando una guerra, (pero) “nada podría estar más lejos de la realidad”.

A principios de mayo, la Marina estadounidense avisó de su decisión de restablecer la Segunda Flota. Según los medios estadounidenses, el objetivo preliminar de dicha Flota es realizar operaciones de patrullaje en las costas estadounidenses y en el norte del océano Atlántico.

De acuerdo con la agencia rusa de noticias Sputnik, la Segunda Flota está diseñada para contener a Rusia en el Atlántico. En esta misma línea, Richardson señaló que esta operará en una situación, en que existe una “Rusia renaciente”, en lugar de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS).

La Segunda Flota de EE.UU. fue creada en 1950, y su principal misión era apoyar a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), empero, se disolvió en 2011 para reducir costos y adaptarse a los cambios en el entorno estratégico.

En los últimos años, se han producido roces entre las Armadas de Rusia y Estados Unidos en las aguas internacionales, en especial, en el mar Mediterráneo.

También, por las tensiones surgidas entre la Casa Blanca y Pekín, el Gobierno chino ha empezado a realizar maniobras navales para contrarrestar una presunta amenaza estadounidense.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.