Los aviones de combate F-22 y F-35 de EEUU, descritos como “invisibles” por los estadounidenses, no lo son para los radares de la defensa antiaérea rusa, que usan una gama de frecuencias diferentes, dijo el experto militar de la revista Arsenal Otetchestva (Arsenal de la Patria, en ruso), Aleksei Leonkov, en un artículo publicado en el semanario Zvezda.

“Los radares modernos de defensa aérea y los aviones rusos están equipados con antenas activas. Estas antenas no solo aumentan la potencia del transmisor y la sensibilidad del receptor, sino que también detectan múltiples objetivos a la vez a través del procesamiento de señal digital y la eliminación de cualquier interferencia”, dice el experto.

Según él, “la principal característica de los radares de antena activos radica en el hecho de que pueden escanear el espacio utilizando diferentes frecuencias”, lo que hace que las aeronaves furtivas sean invisibles solo para sus propios radares.

Por ejemplo, en EEUU, las tecnologías de sigilo están diseñadas para las bandas X (supra-alta frecuencia) utilizadas por la mayoría de los radares modernos de defensa aérea y radares a bordo.

“Sin embargo, incluso los radares rusos de defensa aérea más antiguos (como el S-125) usan las bandas L (Ultra High Frequency), sobre las que las tecnologías de sigilo estadounidenses no tienen impacto alguno. Estas estaciones de radar pueden detectar aviones furtivos”, escribe Aleksei Leonkov, agregando que Rusia ha desarrollado toda una gama de radares modernos usando estas bandas L.

Además, los sistemas de detección de objetivos están equipados con elementos optoelectrónicos que amplían las capacidades del radar para detectar objetivos en el espectro visible, infrarrojo y ultravioleta.

“Los informes de que los rusos podrían detectar fácilmente sus aviones furtivos han tomado por sorpresa a los estadounidenses. Ellos ya han construido 195 F-22 Raptor, 21 B-2 Spirit bombers y 305 F-35 Lightning II, en los que gastaron en total, incluido el desarrollo, más de 170.000 millones de dólares”, concluye el experto.

Según él, los sistemas rusos también pueden detectar barcos y tanques furtivos estadounidenses.

“Para disgusto de los estadounidenses, les informo que las miras de los sistemas rusos de misiles antitanque que utilizan espectros ópticos e infrarrojos pronto tendrán capacidades de detección ampliadas gracias a los amplificadores de luz de tercera generación”, agrega el experto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.