La provincia siria de Idlib ha centrado todas las miradas en los últimos días a medida que crece la tensión por acusaciones de ataques entre distintos actores del conflicto. EE.UU. y Francia amenazaron con nuevos bombardeos en caso de que el Gobierno de Al Assad empleara armas químicas en una eventual ofensiva para liberar el último bastión yihadista. Los presidentes de Rusia, Turquía e Irán reafirmaron en una cumbre en Teherán su determinación de eliminar definitivamente a los terroristas.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.