Rusia alerta de que grupos radicales y los Cascos Blancos preparan un ataque real con sustancias tóxicas contra la población civil en Siria con la intención de culpar a Damasco. Francisco Coloane, que desarrolló misiones especiales para Naciones Unidas, señala que ese organismo no pudo acabar con la guerra de Siria y nunca reconoció que existe un plan para derrocar al presidente de ese país, Bashar al Assad.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.