El 21 de agosto se dictaminó de manera definitiva el desahucio a una familia obrera que trataba de sobrevivir sin ningún tipo de trabajo o ayuda. Soraya, madre de dos hijos de 4 y 10 años y de un bebé de 1 mes, remitió una carta al Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU para denunciar su situación y para pedir a dicha organización que interviniera en su favor. La respuesta de la ONU fue positiva y ordenó a la jueza del caso instructor del juzgado n°30 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que no realizara el desahucio. A pesar de la orden emitida, la jueza decidió ejecutarlo.

A la burguesía no le tiembla jamás el pulso a la hora de recurrir al aparato de represión estatal para defender sus intereses cuando un obstáculo los entorpece. La oligarquía financiera no titubea ni un solo instante cuando ejecuta un desahucio. Para la burguesía, Soraya y su familia no son más que un estorbo que obstruye su objetivo de obtener el máximo beneficio posible.

El capital financiero no duda en especular con un bien de primera necesidad como la vivienda. Bankia, al ver que este piso ocupado no le generaba beneficio alguno, decidió vendérselo a la Compañía General de Inversiones, demostrando ser un acólito del monopolio financiero para continuar la especulación de este piso, sin importar la vida de Soraya y sus hijos. Al monopolio y capital financiero no les importa lo más mínimo la situación de miseria y pobreza que producen cuando articulan un desahucio, siendo una lacra más del capitalismo que azota permanentemente a la clase trabajadora. No les importa echar a la calle a familias indefensas, ni tan siquiera a aquellas que no pueden obtener un simple mendrugo de pan. Y, una vez más, Naciones Unidas ha demostrado ser una institución incapaz de actuar más allá de las formas.

Es importante que la clase trabajadora tenga presente que bajo ningún concepto debe confiar su suerte a una organización como la ONU. Naciones Unidas no puede hacer más que condenar una acción y aconsejar una serie de recomendaciones, porque no posee los medios para exigir su cumplimiento. Esperar el amparo de la ONU es una quimera. Desde su creación en 1945, en ningún momento ha logrado cumplir los dictámenes que promulga.

La ONU ha demostrado ser una organización sierva del imperialismo yankee y europeo. Por ello, cuando se creó la Carta Internacional de Derechos Humanos, la Unión Soviética se negó a firmarla y denunció que en ella se consagra implícitamente la explotación del hombre por el hombre. Así, bajo el artículo 17, que establece que “toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente” y que “nadie será privado arbitrariamente de su propiedad”, la Declaración Universal de Derechos Humanos legaliza la explotación capitalista en cualquiera de sus formas y condena a los trabajadores del mundo entero al yugo del capital y a los designios del imperialismo.

El Partido Comunista Obrero Español (PCOE) se solidariza con Soraya y su familia ante la situación que están padeciendo junto con otras muchas familias obreras. El PCOE condena firmemente los desahucios, que, en algunos casos, han provocado el suicidio de trabajadores que se vieron sin salida alguna. Los desahucios son un crimen más perpetrado por los monopolios y la oligarquía financiera capitalista. La clase trabajadora no debe confiar su devenir a ninguna organización que les prometa soluciones vacuas y abstractas, ni tan siquiera la ONU.

El PCOE repudia enérgicamente a la oligarquía financiera, que concentra un poder tan elevado que es capaz de condenar a familias enteras a la miseria y la muerte con tan solo un chasquido de dedos. Para saciar su apetito de beneficios ilimitados, la burguesía se apropia de las riquezas que nosotros, el proletariado, generamos con sangre y sudor. Por ello, desde el PCOE, llamamos a los trabajadores a engrosar las filas del Partido, para luchar incansablemente por la conquista del Socialismo, máxima aspiración de la clase obrera. Llamamos a los trabajadores a unirse en torno al Frente Único del Pueblo, para materializar la lucha contra el sistema capitalista. Solo la lucha consecuente por el Socialismo arrojará al capitalismo, generador de todas nuestras dificultades, miseria y pobreza, al basurero de la historia, en pos de un mundo nuevo donde los trabajadores seamos los dueños de nuestros derechos.

¡SOLIDARIDAD CON SORAYA Y CON LAS FAMILIAS DESAHUCIADAS!
¡SOCIALISMO O BARBARIE!

Comité Regional del Partido Comunista Obrero Español (PCOE) en Madrid

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.