El Cairo, 24 sep (Sputnik). – La decisión de Moscú de suministrar sistemas antiaéreos S-300 a Siria permitirá defender no solo las zonas de despliegue de los militares rusos, sino todo el territorio del país árabe, declaró el miembro del Comité de Defensa y Seguridad Nacional del Parlamento egipcio, general Hamdi Bakhit.

“Las declaraciones de Rusia significan que el Gobierno sirio recibirá uno de los sistemas más modernos, capaz de cubrir todo el territorio sirio y no solo las zonas de despliegue de los militares rusos”, dijo a Sputnik.

El ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, comunicó este lunes que Rusia proporcionará a Siria sistemas antiaéreos S-300 en las próximas dos semanas.

El ministro explicó esta decisión con el reciente derribo del avión de reconocimiento ruso Ilyushin IL-20 cerca de la costa siria, del que culpó a los pilotos de los cazas F-16 israelíes que estaban operando en la zona el 17 de septiembre.

Shoigú recordó que Rusia había suspendido el suministro de S-300 a Siria a petición de Israel en 2013, cuando ya estaban listos para enviar y a pesar de que los militares sirios ya se habían entrenado para manejarlos.

El experto egipcio comentó que el espacio aéreo sirio, “en el que reina el caos”, no se controla lo suficientemente y está abierto para la aviación israelí, lo que en definitiva condujo al incidente con el avión ruso.

“La defensa antiaérea siria no pudo distinguir entre aviones militares israelíes y uno ruso”, señaló Bakhit al agregar que el suministro de los S-300 a Siria acabaría con los constantes ataques aéreos de Israel.

En la noche del 17 de septiembre, la base aérea rusa en Hmeymim, cerca de Latakia, perdió la comunicación con un avión de reconocimiento Ilyushin IL-20 que estaba regresando al aeródromo y se encontraba a unos 35 kilómetros de la costa del Mediterráneo.

Al día siguiente, el Ministerio de Defensa de Rusia informó que el IL-20 fue derribado por un misil del sistema S-200 de la defensa antiaérea siria, lo que provocó la muerte de los 15 efectivos que iban a bordo.

Según el departamento castrense ruso, cuatro cazas israelíes F-16 estaban atacando en aquellos momentos instalaciones en Latakia y usaron al IL-20 como escudo, exponiéndolo al fuego del sistema sirio de defensa antiaérea.

El Ministerio de Defensa ruso calificó las acciones de Israel de intencionadas y hostiles.

Israel lamentó el derribo del avión ruso en Siria y atribuyó la responsabilidad a Damasco, Teherán y al movimiento chií libanés Hizbulá. (Sputnik)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.