Esta semana salieron a la luz nuevos datos sobre la catástrofe del vuelo MH17 derribado en Ucrania en julio de 2014. En concreto, Rusia presentó pruebas de que el misil que derribó el avión pertenecía a Kiev, lo que contradice la versión de la investigación liderada por Países Bajos que concluyó el misil había sido transportado desde territorio ruso. Nuestro corresponsal Borís Kuznetsov y el periodista internacional Alberto Rabilotta nos dan más detalles.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.